Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tony Blair ficha por el banco estadounidense JPMorgan

El ex primer ministro británico cobrará más de un millón de dólares al año como consejero a tiempo parcial del tercer banco de EE UU

El ex primer ministro británico, Tony Blair, ha fichado por el banco estadounidense JPMorgan, el tercero más importante del país, según ha pblicado el Financial Times en su página web. Blair entrará previsiblemente el próximo martes a formar parte de la plantilla del banco como consejero a tiempo parcial con un sueldo que podría superar el millón de dólares al año (más de 681.000 euros), algo que JPMorgan se ha negado a confirmar.

Según el periódico, se trataría del primero de una serie de cargos que el ex primer ministro británico tiene previsto ocupar en el sector privado. La decisión se produce un mes después de que Jonathan Powell, el que fue el máximo asesor político de Blair, fuese contratado por Morgan Stanley, rival de JPMorgan.

Aún se desconocen qué funciones en concreto desempeñará Blair en el banco estadounidense. El Financial Times asegura que se servirá de su experiencia y contactos para aportar consejo político y estratégico al banco estadounidense y participar en determinados eventos dirigidos a los clientes. Además, podría aportar sus conocimientos en los mercados emergentes, añade el rotativo.

En este sentido, Blair ha afirmado al Financial Times que siempre le ha interesado "el comercio y el impacto de la globalización", según el cual "actualmente la intersección entre la política y la economía en distintas partes del mundo, incluidos los mercados emergentes, es muy fuerte".

Blair parece decidido a seguir la estela de su predecesor John Major, que fue contratado en 1998 por una compañía financiera, el grupo The Carlyle, tras dejar Downing Street.

Un nuevo católico de misión en Oriente Medio

El ex primer ministro británico, Tony Blair, se resiste a abandonar el primer plano de la actualidad internacional tras su salida de Downing Street el pasado junio. Tras aparecer su nombre en la terna de posibles candidatos para sustituir a Paul Wolfwotiz al frente del Banco Mundial, su destino político quedó fijado finalmente lejos de Washington, en Oriente Medio, como enviado especial del Cuarteto (EEUU, UE, Rusia y la ONU), y con la difícil misión de contribuir a la pacificación de la zona.

Más discretamente, el ex dirigente laborista no ha dejado de dar conferencias generosamente remuneradas en distintas partes del mundo desde que dejó el testigo a Gordon Brown al frente del Gobierno británico. Durante estos seis meses, no obstante, su vida privada cobró especial relevancia informativa tras su conversión del anglicanismo al catolicismo el pasado diciembre, con lo que Blair cumplía el deseo de abrazar la misma fe que su mujer, Cherie, deseo que era un secreto a voces en el entorno mediático del ex primer ministro.

De cara al futuro, Blair planea lanzar este año una fundación para el diálogo entre las religiones, trabajar en la lucha contra el cambio climático y continuar su labor de mediación en Oriente Medio, cargo por el que no recibe ningún salario aunque Londres ha donado cerca de 800.000 dólares a un fondo fiduciario de la ONU que brinda apoyo "técnico y operativo" al despacho permanente que tiene en Jerusalén.

En este sentido, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, le ha propuesto también como candidato a la presidencia de la Unión Europea, algo a lo que existe, sin embargo, fuerte oposición en muchos sectores, que no le perdonan su protagonismo en la invasión de Irak junto a los Estados Unidos de George W. Bush.

Más información