Reportaje:

Sin comedor en el 'cole' por culpa del petróleo

Un colegio japonés suprime este servicio unos días debido al encarecimineto de productos básicos

Un colegio de educación primaria de Yokohama, al sur de Tokio, suprimirá el servicio de comedor unos días debido al fuerte encarecimiento de productos como la harina, el aceite o el zumo de naranja derivada de la subida del precio del petróleo, ha informado hoy el diario Asahi Shimbun. La dirección de la escuela situada en Yokohama decidió no servir comidas tras las vacaciones de invierno, los días 8 y 9 de enero próximo.

Ni comidas ni clases vespertinas. El colegio también ha comunicado a los padres que, al no ofrecer comida esos días a sus hijos, tampoco tendrán que asistir a las clases. El centro, que comunicó este sábado su decisión a las familias, no ha recibido ninguna queja.

"No tenemos otra opción si queremos mantener la calidad de las comidas" sin repercutir en la factura mensual de las familias, ha explicado el director del centro, Kozen Sasaki. El colegio cuenta con 610 alumnos cuyas familias pagan una media de 222 yenes (unos 2 dólares) por el servicio diario de comedor, o 3.700 yenes al mes (34 dólares), un precio único que se presupuesta anualmente para un total de 188 jornadas lectivas.

El precedente en los años 70

La situación no es nueva en esta zona de Japón, aunque a algunos de los que hoy configuran el tejido educativo les cueste recordarlo. Según un responsable del consejo educativo de la ciudad, "nunca había oído de un colegio que cambiase sus días de comedor debido a una subida del precio del petróleo".

Pero, de acuerdo con el periódico nipón, las escuelas de todo el país afrontaron la crisis del crudo de los 70 mediante una reducción de la calidad de los alimentos y el cierre de los comedores algunos días a la semana.

REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS