Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España pedirá periodos transitorios antes de aplicar la reforma del vino

La ministra de Agricultura, Elena Espinosa, se refiere a las ayudas al mosto y a la destilación para alcohol

La ministra española de Agricultura, Elena Espinosa, pedirá hoy "periodos transitorios" antes de aplicar la reforma del sector del vino, en lo que se refiere a la supresión de las ayudas al mosto y a las otorgadas a la destilación para alcohol de uso de boca (utilizado en la elaboración de brandy).

Espinosa ha manifestado a la entrada del Consejo de ministros de Agricultura de la UE que tratará que la reforma "no se aplique de un día para otro" en lo que se refiere a la supresión de esas dos ayudas y solicitará que se establezcan plazos "transitorios" para que los sectores afectados puedan adaptarse a la nueva normativa.

La ministra ha señalado que "quedan muchos meses de negociación" antes de que se apruebe la OCM y ha añadido que defenderá un modelo "compatible con nuestras denominaciones y con el resto de los vinos que no tienen denominación".

Espinosa ha apuntado que se puede compatibilizar con los intereses de las distintas comunidades autónomas un sistema que, "al igual que en otros bienes de consumo como ropa o automóviles", permite marcas de "altísima calidad" y a la vez el mismo producto que cumple los requisitos, pero que no es "marquista".

Por último, como ya ha hecho en otras ocasiones, ha insistido en que la propuesta de reforma que presentará hoy la comisaria europea de Agricultura, Mariann Fischer Boel, es un "gran paso" porque plantea el arranque voluntario de 200.000 hectáreas de viñedo, la mitad de la superficie que propuso hace un año.

El norte, en contra; el sur, receptivo

Los países vinícolas de la UE han acogido con posturas dispares la reforma propuesta por Bruselas.

Entre los países de la UE, Francia (primer productor comunitario), Alemania, Austria, Hungría, Eslovaquia y Luxemburgo, han reaccionado en el Consejo de Agricultura de una forma "muy negativa" sobre la propuesta de Bruselas, según fuentes comunitarias.

Sin embargo, los del sur, como Italia (segundo productor), España (tercero), Portugal (cuarto), Grecia, Rumanía, Bulgaria y Rumanía han reclamado mejoras, aunque con una actitud "más abierta" hacia las ideas de la CE para una reforma profunda que incremente la "competitividad" del sector, según las fuentes.

Más información