Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El iPhone ya es una realidad

Tras una larga expectación, ya se ha puesto a la venta en EE UU el moderno terminal de Apple tras el éxito del iPod

El iPhone ya es una realidad
AP

El esperado iPhone ya está en las tiendas estadounidenses. La venta ha comenzado a las 6 de la tarde (una de la madrugada hora peninsular española), por lo que los habitantes del ala este del país han sido los primeros en poderse hacer con el ansiado aparato de Apple.

La compañía ha creado unas expectativas muy altas, algo que según el presidente de Endpoint Technologies, Roger L. Kay, va a dificultar a Apple cumplir las promesas. Por su parte, el analista de Jupiter Media Michael Gartenberg cree que "Apple va a cumplir las expectativas de los usuarios".

Sea como fuere, Apple ha elegido el momento adecuado para poner a la venta su iPhone: un viernes a las seis de la tarde, un momento muy flojo informativamente hablando.

Los primeros en conseguirlo

Numerosas personas estaban tan impacientes que han esperado largas colas para ser los primeros en obtener el nuevo producto de Apple.

Kristian Gundersen, procedente de Noruega, ha viajado hasta Nueva York exclusivamente para comprar el iPhone en la tienda de Apple situada en la Quinta Avenida. "Es un sueño hecho realidad. Es el mejor día de mi vida", ha asegurado tras tenerlo en sus manos.

Otros intentan hacer negocio y hacerse con un dinero extra. Es el ejemplo de Grant Johnson, que ha comprado tres móviles después de estar haciendo cola durante 25 horas: "Me quedaré uno y venderé los otros dos. Intentaré sacar $1,200 por ellos".

El objeto más deseado

El nombre del nuevo teléfono de Apple es la cuarta palabra más buscada en Internet según Technorati, y parece imposible pasar por cualquier medio online sin encontrar referencias al lanzamiento de este dispositivo en EE UU.

El móvil de Apple, que combina las funcionalidades habituales en un teléfono, con las de un reproductor de música, vídeo y acceso a Internet, da a elegir a sus usuarios entre tres planes diferentes que oscilan entre los 60 y los 100 dólares al mes de precio base, sin impuestos y sin extras de ningún tipo.

El iPhone cuesta entre 499 y 599 dólares (de 370 a 444 euros), pero el precio no desanimó a un puñado de fans que hicieron fila para comprar el aparato en Nueva York. Un pequeño grupo de entusiastas clientes han hecho cola durante tres días fuera de la tienda de Apple en la tradicional Quinta Avenida. Pero algunos potenciales interesados han dicho que esperarán a que Apple lance nuevas versiones del aparato para comprarlo, con la esperanza de que los precios bajen y tengan una conexión de red más rápida.

"Me gusta todo lo de Apple y esto es algo que va a quedar registrado en los libros de historia de los teléfonos móviles", afirma Jessica Rodríguez, que se instaló el martes en el cuarto lugar de la fila de NUeva York, pese a la amenaza del sofocante calor que se espera para los próximos días. Planea cambiarse al operador telefónico exclusivo de iPhone, AT&T, sólo para usar el nuevo dispositivo y le regalará su teléfono actual de Sprint Nextel a su madre. David Clayman, recién graduado en la universidad y que comenzará un trabajo como consultor tecnológico en julio, era el tercero de la fila. Clayman espera adquirir varios iPhone, uno de ellos como regalo para su padre por su cumpleaños 50 y otro para subastarlo y recaudar dinero para una institución benéfica.

Uno por persona

AT&T ya ha anunciado que limitará la venta de sus teléfonos a un máximo por persona, pero Apple aún no ha confirmado si seguirá la misma política. Las acciones de esta compañía californiana subieron un 30 por ciento desde que se desveló el iPhone en enero de este año ya que los inversores esperan que este dispositivo desbanque los beneficios del producto estrella de Apple, el iPod.

A pesar de la expectación, algunos medios de comunicación estadounidenses han empezado a señalar los inconvenientes de este nuevo teléfono, tales como su limitada memoria, su lento acceso a internet y la inexperiencia de Apple en el mundo del teléfono móvil. Ante las dudas, muchos de los potenciales consumidores del iPhone dicen que esperarán a las siguientes versiones del mismo para comprarlo, posiblemente a un precio menor y con las funciones mejoradas.