Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el consejero delegado de la petrolera francesa Total

La empresa dice que actuó "conforme a la ley" en la presunta trama de corrupción que investiga la policía gala

El consejero delegado del grupo petrolero francés Total, Christophe De Margerie, ha sido detenido por la policía gala en el marco de una investigación sobre un presunta trama de corrupción en Irán y Camerún, según ha informado hoy el diario Le Tribune. De Margerie, que había sido nombrado el mes pasado consejero delegado del grupo, está siendo interrogado junto a otros dos ejecutivos de la compañía sobre un contrato firmado por Total en 1997 con la sociedad petrolera nacional iraní (NIOC). La compañía francesa ha declarado en un comunicado que actuó "conforme a la ley" en los contratos que ahora están siendo investigados y ha mostrado su "completa solidaridad" hacia los tres ejecutivos de la empresa detenidos.

MÁS INFORMACIÓN

La Justicia parisina abrió el pasado 8 de enero una investigación preliminar sobre presuntos delitos de abuso de bienes sociales y de "corrupción de funcionarios extranjeros" y puso en vigilancia al presidente de la petrolera, según fuentes próximas al expediente del caso.

El acuerdo firmado entre Total e Irán, que centra en estos momentos las investigaciones, concierne al yacimiento de gas South Pars. Al parecer se ha descubierto la existencia de unos 95 millones de francos suizos (cerca de 60 millones de euros) en las cuentas bancarias de un intermediario en la operación. La Justicia gala sospecha que este monto podría corresponder a pagos ocultos referentes a la firma del contrato gasista.

Además, según afirma el diario francés l''Est républicain, la policía francesa también interrogará a de Marguerie sobre otro caso de corrupción que habría tenido lugar en las operaciones de Total en Camerún.

Un cargo muy reciente

Thierry Desmarest es el predecesor del ahora investigado Margerie, que fue nombrado consejero delegado a mediados de febrero. Desmarest dejó a la petrolera con un crecimiento sin precedentes desde que se hiciera con el mando de la compañía, en 1995. El grupo petrolero francés Total, quinto en el ranking mundial, registró un beneficio récord de 12.585 millones de euros en 2006.

Pero De Margerie bien pudo ver una patata caliente en el testigo que le entregó Desmarest. Y es que su predecesor le dejó una serie de cuestiones complicadas: por un lado, el juicio por el naufragio del Erika, que polucionó las costas del Atlántico en diciembre de 1999; por otro, la investigación de la justicia sobre el comportamiento de Total en el contexto de la política de "petróleo a cambio de alimentos" aplicada por la ONU en Irak y que generó operaciones muy turbias.

Margerie también tendrá que enfrentarse a las demandas por la explosión de una fábrica en Toulouse en 2001, las denuncias de organizaciones humanitarias contra Total por su supuesto respaldo a la junta militar birmana y el recurso al trabajo forzado, así como reorientar la estrategia de la empresa en un mundo en el que los recursos de energía fósil pueden empezar a escasear.

Excelentes relaciones con Oriente Próximo

Los inconvenientes del cargo se multiplican a un mes escaso de que Margerie fuese nombrado. Pero el consejero delegado compensa con creces estas complicaciones. Trabaja en Total desde 1974 y lleva más de veinte años visitando semanalmente Oriente Próximo, detalle que le ha permitido disponer de una de las agendas más codiciadas del mundo del petróleo.