Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Albert Plá se mete con la especulación inmobiliaria

El catalán recala en Madrid con ‘El malo de la película’, un espectáculo a caballo entre el teatro, el cine y la música

Todo comenzó cuando alguien explicó a Albert Plá que existían programas de edición de vídeo tan sencillos que él mismo podría hacer cine desde su casa, con la simple ayuda de una camarita y un PC. Al poco, tras un par de ensayos caseros, se lanzó a hacer un largometraje con su amiga y compañera en el montaje Judit Farrés. Como él mismo cuenta, hicieron la película: “Sin director, sin productora, sin guión, SIN SENTIDO”. Así, sobre la marcha, se les ocurrió que el protagonista sería el abogado de una inmobiliaria que viaja a un pequeño pueblo para lograr la firma que le permitirá convertir el idílico paisaje rural en un polígono industrial. Y, de este modo, casi sin quererlo, les ha salido una crítica hilarante, y en ocasiones absurda, sobre uno de los males de nuestro tiempo. Ahora, tras una gira por Latinoamérica, El malo de la película recala en el teatro Fernando de Rojas del Círculo de Bellas Artes.

"Es una película, y Judit Farrés y yo estamos en el escenario para ayudar a contarla", explica Albert Pla para definir su "participación interactiva" en el espectáculo.

En la parte filmada, Plá ha contado con la ayuda de los directores de cine Cesc Gai, Juanma Bajo Ulloa y Joaquim Jordá, que han participado como actores. "Tenemos cierta amistad con ellos y les pedimos que actuaran. No ha sido difícil dirigirlos", comenta el artista.