Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comisión considera que los países que quieren unirse a la zona euro aún no están preparados

De acuerdo con un informe, ninguno cumple con los requisitos de estabilidad macroeconómica necesarios.

La Comisión Europea dictaminó hoy que ninguno de los Estados miembros de la UE que pretenden unirse a la zona euro cumple todavía todos los requisitos de estabilidad macroeconómica para ello, aunque valoró los progresos efectuados por la mayoría de países. Así se recoge en el informe de convergencia publicado hoy, que evalúa los avances hacia la entrada en la Unión Económica y Monetaria (UEM) de la República Checa, Estonia, Chipre, Letonia, Hungría, Malta, Polonia, Eslovaquia y Suecia.

Eslovenia se incorporará a la moneda única el próximo 1 de enero y la situación de Lituania ya fue evaluada a principios de este año a petición de las autoridades del país, que aspiraban a entrar a la vez que Eslovenia. Según Bruselas, los nueve países han hecho avances hacia la convergencia con sus futuros socios, pero "a diferente ritmo".

La portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios, Amelia Torres,recalcó en rueda de prensa que este informe "no prejuzga" la evaluación que la Comisión hará cuando los países lo soliciten individualmente, como sucederá, previsiblemente, el año que viene con Chipre y Malta, cuyo objetivo es entrar a la eurozona en 2008. Ambos países "están en muy buena posición", señaló la portavoz, pero deben continuar sus esfuerzos para cumplir todos los requisitos.

Para poder incorporarse al euro es imprescindible lograr un "elevado grado de convergencia sostenible" en materia de estabilidad de precios, finanzas públicas, tipo de cambio y tipos de interés a largo plazo, así como asegurar que la legislación nacional es plenamente compatible con los tratados comunitarios.

Moderar la inflación y el déficit

En concreto, la inflación media anual debe situarse durante doce meses por debajo del nivel de referencia (la media de los tres Estados de la UE con la tasa más baja), que en octubre de 2008 fue del 2,8%. Los países que cumplen este requisito son la República Checa, Chipre, Polonia y Suecia.

En cuanto al déficit público, no puede rebasar la barrera del 3% del PIB marcada en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, algo que sólo consiguen Estonia, Chipre, Letonia y Suecia. Los candidatos deben permanecer, además, durante dos años dentro del mecanismo europeo de tipos de cambio (ERM II), sin severas fluctuaciones y sin devaluación respecto al euro. Sólo Estonia cumple ese criterio, aunque Chipre, Malta y Estonia forman parte del mecanismo desde mayo de 2005 y Eslovaquia desde noviembre de ese año.

Desigual evolución, según el BCE

Por su parte el Banco Central Europeo (BCE) ha considerado que estos países han hecho progresos en convergencia económica desde 2004. El BCE asegura que "muchos" de los nueve países examinados han hecho avances en cuanto a la estabilidad de precios, consolidación presupuestaria, tipos cambiarios y tipos de interés a largo plazo. Pero alguno, matiza el BCE, han experimentado retrocesos desde la publicación del último informe de convergencia, publicado en 2004.