Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las aseguradoras sacan un seguro para compensar a los conductores que pierdan el carné por puntos

Ofrecerán desde 300 euros al mes para paliar las consecuencias negativas de la pérdida del permiso

Las aseguradoras han visto el filón en el carné de conducir por puntos. Por eso, están adaptando sus productos para ofrecer un seguro que compense a los conductores que pierdan el permiso de conducir. Desde 300 euros mensuales para paliar los problemas que les pueda acarrear el castigo.

Este alivio económico es una de las coberturas que ultiman las compañías de seguros para hacer menos traumática la retirada del carné de conducir a los 6.000 españoles que la sufrirán cada año, según estimaciones de la Dirección General de Tráfico (DGT). Y de sacarle tajada, de paso.

Hasta el momento, ese subsidio, que puede superar incluso los 1.500 euros al mes, era demandado sobre todo por profesionales de la carretera, como camioneros o taxistas, pero con la llegada del carné por puntos el próximo 1 de julio se espera que se extienda al resto de los conductores.

Por ello, las compañías que ya ofrecían esta ayuda, como el caso de Winterthur, planean renovarla con la implantación del nuevo carné, mientras que otras que no la tenían incorporada, como Groupama, se están planteando incluirla dentro de sus coberturas.

En cualquier caso, la mayoría de las aseguradoras garantizará a los conductores particulares un pago básico de 300 euros mensuales mientras recuperan el permiso, con un máximo de 12 meses y siempre que tengan contratada esa garantía, que podrán solicitar a partir de 15 euros al año.

"En líneas generales, encarecerá poco el coste del seguro", sostienen en Groupama y confirman en Pelayo, donde el director de Gestión de Cartera, Juan Carlos Duerto, cree que la cobertura "será tan barata que debería incorporarse de forma casi automática en todas las pólizas".

Entre otras medidas, las aseguradoras también barajan la posibilidad de pagar las tasas del examen de recuperación y los cursos de reeducación vial a los que se tendrá que someter todo infractor castigado con la pena máxima y que podrían costar cerca de 600 euros.

Una de las primeras compañías en ofrecer esos nuevos servicios ha sido Estrella Seguros, que el pasado mes de enero ya anunció que sus más de 450.000 clientes no tendrán que desembolsar ni un euro por los cursos y las pruebas de recuperación de puntos.

Además, la mayoría de las diez aseguradoras de automóviles consultadas, que concentran el 60% de la cuota de mercado, planea incluir los recursos contra la reducción de puntos dentro de su servicio de defensa jurídica del cliente, que en la mayoría de los casos es gratuito y que en otros sólo se presta si se ha contratado previamente.

Ulilizar los puntos para tarificar el seguro

Las aseguradoras también tienen pensado utilizar el carné por puntos como un nuevo factor para tarificar el precio que sus clientes pagan por la póliza de automóviles, aunque sólo en beneficio de los buenos conductores.

La razón es que las compañías de seguros no podrán saber si sus asegurados pierden puntos, ya que la Agencia de Protección de Datos les ha impedido acceder al Registro de Infractores, una posibilidad por la que sigue luchando la patronal aseguradora, UNESPA.

Por ello, "el mercado reaccionará para tratar de premiar a aquellos que tienen más puntos", destacan en Zurich, donde prevén que sea a partir de 2007 y especialmente en 2008 cuando los buenos conductores empiecen a obtener descuentos gracias al nuevo carné.

En Allianz, por ejemplo, contemplan la posibilidad de bonificar a los clientes que consigan más de los 12 puntos con los que partirá todo conductor el próximo 1 de julio, señala el director de la División de Automóviles, Antonio Escriva.

En cualquier caso, entidades como Mapfre, la primera de España, sostienen que el carné por puntos es un factor que "nunca sustituirá totalmente al sistema bonus-malus", que se basa en el historial de siniestralidad, el kilometraje recorrido o la zona de circulación para fijar la prima.