Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos rechazan la Ley de Igualdad de Género por "mera declaración de intenciones"

UGT y Comisiones consideran que el borrador no establece los suficientes mecanismos que garanticen el cumplimiento de la ley

UGT y CCOO rechazaron hoy el anteproyecto de la Ley de Igualdad del Gobierno por considerar que "no pasa de una declaración de intenciones". Afirman que no dota de herramientas que garanticen su cumplimiento. Por eso, dudaron que puedan alcanzar un acuerdo antes de primeros de marzo, cuando el Gobierno tiene previsto aprobar el texto.

Tras la reunión de la mesa de diálogo social, en la que el Gobierno y los agentes sociales valoraron el contenido del anteproyecto de Ley de Igualdad, la secretaria de Empleo de CCOO, Lola Liceras, advirtió de que un fracaso en la negociación sobre igualdad es también negativo para la mesa de la reforma laboral, aunque el secretario general de Empleo, Valeriano Gómez, consideró que no tiene por qué afectar al desarrollo posterior de las negociaciones.

Después de que los sindicatos mostraran su "decepción por la oportunidad perdida" y por el "fracaso" del encuentro centrado en el anteproyecto de la Ley de Igualdad, Gómez hizo hincapié en que no se trata de un texto cerrado y apostó por buscar "un consenso suficiente", aunque no se consiga "el acuerdo clásico" con los agentes sociales.

Tanto CCOO como UGT criticaron, por medio de sus representantes sindicales, el permiso de paternidad que plantea el departamento de Caldera -diez días naturales o 18 de media jornada- porque "vende un permiso de diez días cuando en realidad es de ocho" puesto que la legislación actual ya prevé dos días.

Posición del Gobierno

El secretario general de Empleo, Valeriano Gómez, por su parte, manifestó la voluntad del Ejecutivo de continuar las negociaciones antes de la aprobación del anteproyecto y aseguró que el borrador "no es un texto cerrado". En este sentido, aseguró que estudiará propuestas de los sindicatos, como la flexibilización del permiso de paternidad, para que los hombres puedan acogerse a lo largo de las 16 semanas del permiso de la madre y la posibilidad de aplicarlo a otros supuestos, como la adopción.

La secretaria general de Igualdad, Soledad Murillo, compareció junto al responsable de Empleo y afirmó que el conjunto de los ministerios está preparando un texto con medidas transversales que afectarán al sistema educativo, y al sanitario, así como a la implantación de planes de igualdad en las propias administraciones públicas.