Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo gobernador del Banco de Italia toma posesión decidido a mejorar su imagen

Sustituye a Antonio Fazio, que dimitió al ser investigado por abuso de poder y uso de información privilegiada a favor de Banca Popolare, en su OPA por Antonveneta

El nuevo gobernador del Banco de Italia, Mario Draghi, llegó hoy pasadas las 8.00 de la mañana a la sede de la entidad en la calle Nazionale de Roma para tomar posesión de su nuevo cargo, después de haber sido elegido en sustitución del dimisionario, Antonio Fazio. El nuevo gobernador asume entre sus primeras tareas al frente de la institución la necesidad de mejorar la imagen del cargo tras los últimos escándalos.

Draghi fue nombrado gobernador el pasado 29 de diciembre por el presidente de la República italiana, Carlo Azeglio Ciampi, tras ser propuesto por el Gobierno y apoyado por unanimidad por el Consejo Superior del Banco de Italia, como requiere el nuevo procedimiento aprobado hace unos días en el Parlamento y que introduce además que el cargo pase de ser vitalicio a tener una duración de seis años, renovable una sola vez.

Mario Draghi se convertía así en el sustituto de Antonio Fazio, que dimitió el pasado 19 de diciembre tras hacerse público que estaba siendo investigado por abuso de poder y uso ilegal de información privilegiada a favor de Banca Popolare Italiana (BPI) para favorecerle en su OPA por Banca Antonveneta. Draghi será además el primer gobernador de la historia del país con un cargo limitado temporalmente.

Ex director del Tesoro italiano

Draghi, de 58 años, fue director del Tesoro italiano y hasta su designación era vicepresidente para Europa del banco de negocios estadounidense Goldman Sachs, una de las entidades que el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) contrató como asesora para la adquisición de Banca Nazionale del Lavoro (BNL).

Draghi llega a un Banco de Italia en el que cambiaron algunas reglas de competencia tras la reforma aprobada en el Parlamento y que entró en vigor el pasado 12 de enero, pero sobre todo su labor será la de mejorar la imagen del instituto central en el país en el extranjero después de los escándalos de los últimos meses tras las operaciones BNL y Antonveneta.

El primer problema que tendrá que afrontar será la decisión del Banco de Italia oficializada la semana pasada de no autorizar la OPA presentada por Unipol sobre el BNL y el escenario financiero que podrá derivar de este parecer negativo.

La primera cita internacional del nuevo gobernador será la reunión en Moscú del próximo G8 financiero programado para el 10 y 11 de febrero.