Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia abre diligencias previas por la fusión de Terra con Telefónica

El tribunal actúa a raíz de la denuncia de un pequeño accionista al causar "un perjuicio" de 1.100 millones de euros a los inversores

La Audiencia Nacional ha abierto "diligencias previas" a raíz de la denuncia de un pequeño accionista de Terra contra los consejos de administración de Telefónica y su filial, por "apropiación indebida y administración fraudulenta", al causar "un perjuicio" de 1.100 millones de euros a los inversores.

El auto de la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Teresa Palacios indica que estas actuaciones "presentan características que hacen presumir la posible existencia de una infracción penal". Aunque la juez no cree determinadas ni "la naturaleza" ni las "circunstancias" de los hechos denunciados por este pequeño accionista, ligado a una plataforma promovida por la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (ADICAE), sí estima como "procedente" instruir diligencias previas, de las que será notificado el Ministerio Fiscal para que informe.

Precisamente, durante este mes, pequeños accionistas de Terra han presentado ante la Fiscalía Anticorrupción "cientos de denuncias" por "supuesta estafa" y "supuesto delito societario" contra los consejos de administración de Telefónica y su filial sobre el intento de fusión por absorción que la operadora planteó sobre su filial.

En la denuncia particular que motivó el último auto de la juez Palacios, se habla de "saqueo" pues -a su juicio- los citados consejos de administración dispusieron "fraudulentamente" de los bienes de Terra e lograron "impedir su desarrollo", "causando directamente un perjuicio económico evaluable en los más de dos millones y medio de líneas de ADSL ya contratadas".

También el escrito indica que hubo el consejo de administración de Telefónica, "con la connivencia" del de Terra, realizó una "apropiación indebida" del "más valioso activo patrimonial intangible" de su filial: "el derecho a ofrecer servicios de accesos y contenidos a internet". La comercialización de estas líneas de alta velocidad, según la denuncia, supone unos ingresos anuales superiores a los mil millones de euros y existen previsiones, para el año 2006, que apuntan a los 3.000 millones de euros anuales.

Asimismo, esta demanda presentada el 4 de abril ante la Audiencia Nacional alude a la OPA que Telefónica hizo sobre Terra en 2003, "a la que se opuso la práctica totalidad de los centenares de miles de inversores particulares y algún inversor institucional". La denuncia estima el "perjuicio real mínimo" del 28% del capital de Terra que no pudo adquirir Telefónica en 1.100 millones de euros, al considerar las acciones "que restan independientes" en 169 millones y restar el valor de lanzamiento de la acción de Terra en 1999 -11,81 euros- con el valor "artificialmente bajo" ofrecido por la OPA de 2003 de 5,25 euros.

Denuncias de Adicae

En línea con esta última denuncia, Adicae presentó una querella criminal ante la Audiencia Nacional en julio de 2003, por los perjuicios que, en su opinión, se hubiesen causado en ese año a los pequeños accionistas de Terra en la Oferta Pública de Adquisición (OPA) lanzada por su matriz, Telefónica.

Tras ser aceptada a trámite por el magistrado Guillermo Ruiz de Polanco, la Fiscalía pidió su archivo y el juez Baltasar Garzón, quien sustituía temporalmente a Ruiz de Polanco al frente del Juzgado Central de Instrucción número 1, impuso una fianza a Adicae para continuar el proceso, que ha recurrido esta asociación. Ahora la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha de pronunciarse sobre este recurso que, según Adicae, "paraliza" las investigaciones para esclarecer si hubo delito.

En mayo de 2003, Telefónica lanzó una OPA sobre Terra, en la que ofrecía 5,25 euros por cada acción de su filial, menos de la mitad del precio al que fueron vendidos estos mismos títulos en su salida a bolsa en noviembre de 1999 (11,81 euros).

La Asociación Internacional de Accionistas de Terra, Accter.com, demandó también ante la Sección Sexta de la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional las operaciones de fusión entre Telefónica y su filial en 2003 y 2004.

La operadora recuerda a Garzón

El juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, dictó hace justo ahora un año un auto por el que rechazaba la demanda de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) contra directivos de Telefónica y Terra por la OPA lanzada sobre la filial de Internet, al considerar que los hechos denunciados no eran constitutivos de delito, han recordado fuentes próximas a la operadora. El juez Garzón dictó el auto de acuerdo con el artículo 303 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, decidiendo la inadmisión de la querella y el archivo del procedimiento "por no ser los hechos constitutivos de delito". Adicae pedía 7.000 millones de euros de indemnizacion para los accionistas minoritarios por los perjuicios causados por la gestión de los directivos de Telefónica y de Terra. La asociación acusaba a los consejos de ambas empresas, así como, a título individual, a Juan Villalonga, ex presidente de Telefónica, y a sus ex consejeros Juan Perea y Martín Velasco, entre otros, de los delitos de estafa, apropiación indebida, conspiración para alterar el precio de las cosas, enriquecimiento ilícito, coacciones, uso de información privilegiada y delito societario.

Más información