Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CEOE bloquea el diálogo social al mantener su veto al acuerdo del SMI

La patronal pide una reunión con Zapatero para solicitarle la retirada de la cláusula de revisión automática

El Comité Ejecutivo de la CEOE, reunido esta tarde con carácter de urgencia, ha decidido no suscribir con Gobierno y sindicatos el acuerdo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que establece la inclusión por ley de una cláusula de revisión salarial.

La patronal explicó en un comunicado que no firmará el texto debido a los efectos perniciosos "e inevitables" sobre la economía, el empleo y la evolución de los precios que comportaría la introducción de una cláusula de esta naturaleza en el Estatuto de los Trabajadores.

Por esta razón, la CEOE pide al Gobierno la retirada de la cláusula y comunica que el presidente de la organización empresarial, José María Cuevas, solicitará una entrevista con el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, para establecer "garantías" de que el diálogo social seguirá cauces adecuados mediante la definición del correspondiente protocolo.

La decisión de los empresarios implica que será ahora el Gobierno el que tenga que mover ficha para decidir si aprueba o no un acuerdo que sólo cuenta con el respaldo de los sindicatos y que ha generado dudas en el vicepresidente segundo, Pedro Solbes, quien también se ha opuesto a revisar automáticamente el SMI.

El Gobierno, por una postura intermedia

Efectivamente, Solbes está de acuerdo con la patronal pero otros del miembros del Gobierno están del lado de los sindicatos. El titular de Trabajo, Jesús Caldera, es partidario de incluir cláusulas que eviten que el SMI crezca menos que los precios, algo que UGT y CC OO consideran "esencial".

Según informa la Cadena Ser, el Gobierno estudia ahora una postura intermedia entre ligar la revisión a la productividad o a la inflación.

Criterios distintos, no divisiones

Al respecto, el titular de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, ha admitido hoy que es "bueno" que los ministros tengan su criterio propio sobre el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), pero aseguró que esta situación no implica que haya dentro del equipo del Gobierno divergencias y diferencias respecto a la negociación del SMI.

En este sentido, señaló que todo el equipo del Ejecutivo no cuestiona el incremento del SMI, uno de los compromisos adquiridos por el PSOE en su campaña electoral, sino que lo que se está discutiendo está es la revisión automática de esa percepción salarial a partir de 2008.

Menos empleados con el SMI

Hoy se ha conocido una relevante estadística sobre el asunto que enfrenta a sindicatos con patronal y a ministros con ministros y es que España es el país de la UE en el que menos empleados tienen el salario mínimo. Un 0,8% de los españoles lo perciben, por detrás del Reino Unido (1,9%), la República Checa (2%) e Irlanda (2,1%), según datos del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. En España, un 0,7% de los trabajadores y un 1% de las mujeres empleadas reciben este sueldo, que tras la subida aprobada a finales de año se situó en 513 euros al mes. Según los datos del Ministerio, que datan de 2002 y que omiten a 7 países de la UE en los que no existe el concepto de SMI y otros 6 que no cuantifican el número de perceptores, los países con una mayor proporción de trabajadores que reciben el sueldo mínimo son Letonia (15,4%), Luxemburgo (15,1%) y Francia (14%). En cuanto a la cuantía del SMI, España es el segundo país de la zona euro con una cantidad más baja, sólo por encima de Portugal, con una cifra casi tres veces inferior a la de otros países, como Luxemburgo.

Más información