Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas pedirá mañana a Izar la devolución de otros 550 millones en ayudas

Los sindicatos se reúnen esta tarde con la SEPI para discutir la nueva propuesta del plan de viabilidad

La Comisión Europea exigirá mañana al Gobierno español la recuperación de unos 550 millones de euros más intereses en subvenciones entregadas en 2000 a los astilleros públicos españoles, según adelantaron hoy fuentes comunitarias. La nueva ayuda ilegalizada forma parte del capital que se inyectó entonces a los antiguos astilleros militares Bazán para preparar la fusión con los civiles de AESA y que dio lugar al grupo Izar.

Este expediente se añadirá a los de 111 y 308,3 millones ya declarados ilegales por el regulador europeo, por lo que el montante total de subvenciones e intereses a devolver por el grupo ascenderá a cerca de 1.100 o 1.200 millones de euros, según estimaciones de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). La portavoz europea de Competencia, Amelia Torres, precisó hoy que el comisario de Competencia, Mario Monti, ya informó en su última reunión con la SEPI y los sindicatos españoles que la Comisión debería aun declarar la devolución de ésta última cantidad de ayudas entregadas a Izar.

Las acciones de la UE sobre las ayudas a la construcción naval en España se remontan a 1997, cuando la Comisión y el Consejo aprobaron una ayuda a la reestructuración de los astilleros públicos españoles por 1.380 millones de euros a condición de que no pudiera proporcionarse ninguna nueva subvención en este sentido.

Sin embargo, en 1998 las autoridades españolas concedieron una serie de créditos fiscales a los astilleros por valor de 111 millones, que la Bruselas investigó y declaró ilegales en 1999. España recurrió la decisión ante el Tribunal de Justicia de la UE, pero en marzo de 2002 los jueces europeos desestimaron el recurso y en junio de 2003, a instancias de la Comisión, exigieron la restitución efectiva de las ayudas.

El segundo expediente salió a la luz el pasado 12 mayo, cuando el regulador europeo exigió la devolución de otros 308,3 millones de ayudas públicas concedidas a astilleros luego integrados en Izar entre 1999 y 2000.

Respuesta de los sindicatos

La notificación formal de la exigencia de devolución de estas ayudas acarrearía la quiebra de Izar, según la SEPI, pero Bruselas se ha comprometido a no dar este paso hasta fin de año para que la sociedad pública y los sindicatos negocien mientras tanto un futuro para el grupo. Esta misma tarde los representantes de los trabajadores dan su respuesta al nuevo plan de reestructuración del organismo público, que prevé la segregación de astilleros civiles y militares para que Izar pueda sobrevivir.

CC OO y UGT van a pedir que se concreten las "carencias" que en su opinión contiene la nueva propuesta de viabilidad que ha elaborado ésta para los astilleros Izar. Las cuestiones que presentarán se centran en la falta de carga de trabajo, el porcentaje que piensa tener en los centros civiles o cómo se reducirá la plantilla. La de hoy es la primera reunión que mantienen los sindicatos presentes en Izar con la SEPI después de que ésta les enviara el pasado día 14 la remodelación del plan para los astilleros públicos.