Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos de Abbey y SCH piden una reunión con Botín para asegurar los empleos y las pensiones

Han firmado una declaración en la que exigen al Santander la renuncia a recortes de plantilla

Los sindicatos británicos con mayor representación en el Abbey National, el Abbey National Group Union (ANGU) y la Unión Network International (UNI), y los sindicatos españoles CC.OO. y UGT han pedido una reunión urgente con el presidente del Grupo Santander, Emilio Botín, para conocer de primera mano las características de la oferta de adquisición sobre el Abbey Nacional Bank, asegurar la continuidad de todos los puestos de trabajo y garantizar las pensiones de los trabajadores de Abbey.

Los representantes de estas organizaciones sindicales han firmado hoy la llamada "Declaración de Barcelona" en la que piden negociar un acuerdo laboral que "garantice el mantenimiento de las condiciones laborales de la plantilla de Abbey, la renuncia expresa por parte de la dirección del grupo adquiriente a cualquier medida traumática de reducción de plantilla y que cualquier proceso de reestructuración se lleve a cabo con la negociación previa con los sindicatos".

Asimismo, instan a la constitución "inmediata" del comité de empresa europeo del Grupo Santander como paso previo "a lo que en un futuro pueda configurarse como comité mundial del grupo" y exigen "el acceso permanente a la información necesaria para garantizar la consulta previa y la negociación de las condiciones laborales". Entre las reivindicaciones incluidas en el documento destaca también la necesidad de que el SCH externalice los compromisos por pensiones de los trabajadores del grupo bancario en España.

Amenazan con "duras" movilizaciones si no hay diálogo

Los sindicatos han mostrado su confianza en el diálogo y el buen entendimiento, pero no descartaron "duras" movilizaciones si no consiguen sus objetivos. Abbey emplea a unas 23.000 personas y SCH cuenta con una plantilla de unos 22.000 trabajadores. Sandy Boyle, presidente de UNI-Europe Finances, ha declarado que "los sindicatos británicos implicados en Abbey no somos hostiles a una oferta del SCH, pero sí somos prudentes y cautos" y ha confiado, al igual que el resto de sus compañeros, en que la operación beneficie a accionistas, clientes y trabajadores. Asimismo, ha subrayado que "cualquier oferta que cuente sólo con el beneficio de los accionistas a corto plazo implicará la oposición del movimiento sindical".

Preguntado sobre si el Santander tendría que suprimir 8.000 puestos de trabajo si prospera su oferta sobre Abbey, tal como publica hoy el 'Daily Telegraph', Boyle ha restado credibilidad a esta información y ha dicho que estas cifras están "infladas" y son "erróneas". En este sentido, quiso "dejar bien claro" su "oposición" a la reducción de puestos de trabajo ("sería "absurdo e imposible" seguir gestionando el Abbey con 8.000 trabajadores menos", dijo) y ha exigido un "diálogo inmediato" con Botín para "esclarecer los términos de la oferta".

Según Boyle, "estamos viviendo un hito histórico en el que un gran banco multinacional español intenta introducirse en el mercado británico", y ha considerado "interesante y sorprendente que una de las primeras ofertas importantes de Europa venga de un país de la zona euro, España, y se dé en un país fuera de la zona euro que continúa operando en libras esterlinas".

En esta misma línea, ha considerado "una situación histórica que un sindicato británico dé apoyo a una OPA de un banco español", cuando existe la posibilidad de una contraopa de Barclays Bank y de Halifax. Boyle ha abogado por conseguir "una entidad mayor y más próspera con los mismos niveles de empleo y con un aumento de la productividad y de los beneficios".

Por su parte, la secretaria general de ANGU, el primer sindicato de Abbey, Linda Rolph, ha destacado que su "prioridad" es "la protección de los afiliados y la seguridad total de las pensiones y los salarios", con el objetivo de que "todo el mundo esté bien en este proceso". Rolph ha considerado "positiva" esta primera reunión de sindicatos británicos y españoles en Barcelona y esperó profundizar las relaciones en encuentros futuros.

Los sindicatos españoles esperan que la oferta no perjudique a los trabajadores

La secretaria general de la Federación de Servicios Financieros y Administrativos de CC.OO. (COMFIA-CC.OO.), María Jesús Predes, ha destacado la "incertidumbre" derivada de la oferta, y ha confiado en que "si la operación llega a buen puerto garantice las condiciones de los trabajadores" y "no perjudique la calidad del servicio a los clientes". Asimismo, el secretario general de la Federación de Servicios de UGT (FES-UGT), Juan Sánchez, ha resaltado que "es menos dañina una fusión transnacional que nacional, porque no hay duplicidad de plantilla" y ha exigido a los bancos "un protocolo" escrito que garantice estos aspectos.

Sánchez ha advertido que los sindicatos están "vigilantes" en cuanto a la externalización de los compromisos por pensiones de SCH, y esperó que la oferta del Santander sobre Abbey derive en "una compra modélica para no tener problemas ni en España ni en Gran Bretaña".