Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La escalada del petróleo dispara la inflación al 3,4% en mayo

Supera el listón del 3% por primera vez desde septiembre de 2003 - La subida de los combustibles repercute en los precios de transporte y vivienda

La inflación registró en mayo un incremento en tasa interanual de siete décimas, la mayor subida desde 1992, situándose en el 3,4%. En sólo dos meses ha crecido 1,3 puntos porcentuales. El vicepresidente económico, Pedro Solbes, ya advirtió de que el alto coste de la factura energética provocará aún más inflación en los próximos meses, para descender a final de año y situarse en el entorno del 2% el año que viene.

No se conocía un subida tan brusca del IPC desde principios de 1992, cuando la inflación creció medio punto en enero y otras ocho décimas en febrero, alcanzando el 6,8%. Según los analistas los precios ya iniciaron en abril una senda ascendente que tendrá continuidad al menos hasta junio, como resultado del incremento del componente energético. La tasa de variación interanual de la inflación subyacente, que no tiene en cuenta los alimentos ni la energía, aumentó tres décimas y alcanza el 2,7%. Por primera vez desde junio de 2001 la subyacente se sitúa siete décimas por debajo de la tasa del índice general.

El dato publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística no coge a nadie por sorpresa, ya que confirma el indicador adelantado del IPC de mayo que el INE publicara hace unas semanas y que arrojó también un incremento de siete décimas. La magnitud de la subida de la inflación era previsible dada la combinación del aumento de los precios de los carburantes en mayo y su fuerte caída en el mismo mes del año pasado, tras la invasión de Irak. Según los expertos, esta desfavorable conjunción de acontecimientos se producirá de nuevo en junio, lo que favorecerá nuevos aumentos de precios. Las Cámaras de Comercio han asegurado hoy que prevén el mantenimiento en más de 30 dólares del barril en los próximos meses, lo que consolidará un tasa de inflación "elevada" y un mayor diferencial con la media de la zona euro.

Suben transporte, vivienda y alimentos

El componente energético ha hecho que otras partidas de la cesta del IPC se disparen en este mes. El grupo más inflacionista, de hecho, ha sido el del transporte, cuya tasa anual aumenta casi tres puntos, pasando del 2,7% del mes de abril al 5,5% en mayo, como consecuencia de la fuerte subida de los precios de los carburantes frente a la disminución que registraron en mayo del año pasado. Con este aumento, la tasadel grupo Transporte en doce meses se sitúa en su mayor nivel desde diciembre de 2000.

El INE destaca también los efectos de los combustibles sobre la evolución de la tasa anual del grupo de la vivienda, que ha aumentado seis décimas, del 2,8% en el mes de abril al 3,4% en mayo, debido principalmente al comportamiento de los precios del gasóleo para calefacción.

En mayo los alimentos siguieron subiendo. Su tasa anual aumentó una décima hasta el 4,7%, la más alta desde enero de 2003. Otra partida claramente inflacionista ha sido la de Bebidas alcohólicas y tabaco, con una tasa que se incrementa más de cuatro puntos, situándose en el 5,4%, debido a la subida de precios del tabaco registrada en el mes de mayo. Hoteles, cafés y restaurantes mantiene su tasa anual en el 4%, con lo que continúa estable en torno a este nivel por noveno mes consecutivo.

Las patatas han subido un 30% en un año

Los precios de los alimentos siguen contribuyendo a la evolución al alza del IPC, una partida que habitualmente es inflacionista mes a mes. Pero llama la atención la desorbitada subida de las patatas, que en estos doce últimos meses se han encarecido nada menos que un 30,4%. Los huevos y el aceite, básicos en las costumbres culinarias de los españoles, han visto su precio disparado. Según los datos del INE, un litro de aceite costaba el pasado mayo un 18,9% más que un año antes y los huevos han subido un 17,3% desde mayo del 2003. Y con subidas cercanas al 7% por ciento se encuentran en la estadística el pan, la carne de ave, la fruta fresca, las legumbres y las hortalizas.

La carne de cerdo han subido un 5% y en cuanto al pescado, en los últimos doce meses su precio se ha incrementado un 3,2%. La leche, el marisco, la carne de ovino y los cereales lo han hecho por encima del 2%. Aunque parezca paradójico, no todo es más caro. Desde mayo del pasado año han bajado los precios del café, el cacao y las infusiones, el 0,7%, y del azúcar y los preparados de legumbres y hortalizas, el 0,2%.

Más información