Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia Nacional rechaza hacerse cargo del 'caso Tabacalera'

Plaza de Castilla mantiene la competencia

El juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, ha rechazado investigar en esta sede judicial la querella interpuesta por la asociación Auge contra el presidente de Telefónica, César Alierta, su esposa y su sobrino, por un presunto delito de uso de información privilegiada en la venta de acciones de la antigua Tabacalera.

En un auto, Andreu, tras mostrar su extrañeza porque haya sido la defensa la que solicitó que la Audiencia investigue la querella, ya que ello agravaría el hipotético delito, explica que los hechos denunciados por Auge "no ponen de manifiesto la existencia de fraude alguno, sino la realización de una actividad prohibida en beneficio propio que, si genera un beneficio superior a los 75 millones de pesetas, está penalmente castigada". El juez añade que "difícilmente puede predicarse en el presente caso un perjuicio patrimonial ajeno, cuando la información privilegiada utilizada en beneficio propio hace referencia a una subida en el mercado del precio de cotización de la sociedad".

En este sentido, el magistrado explica que no se "acusa a los querellados de maquinar, manipular o alterar noticias o informaciones, creando expectativas falsas o tendenciosas, sino que los hechos que se describen en la querella se refieren a que los querellantes, y concretamente César Alierta, aprovechando su situación privilegiada como presidente de Tabacalera, utiliza una información verdadera en beneficio propio", por lo que no existiría un delito de maquinación para alterar el precio de las cosas, competencia de la Audiencia Nacional.

Tampoco es competencia de la Audiencia la conducta denunciada, "pues se viene a referir que los querellados obtuvieron un beneficio ilícito de 310 millones de pesetas, cantidad que no puede ser considerada como suficiente para alterar las estructuras económicas, ni del Estado, ni del mercado de valores, ni del sistema financiero, ni se refiere que la conducta de los querellados vinieran a influir en el funcionamiento de dicho mercado".

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ya se había manifestado en contra de investigar la querella. Ahora que el juez titular del Juzgado Central de Instrucción número 4, teniendo en cuenta el informe fiscal, ha desestimado que sea su sede quien investigue la querella, ésta seguirá tramitándose como hasta ahora en el Juzgado de Instrucción número 32 de Plaza de Castilla, en Madrid.