Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia argentina anula la pesificación de las deudas bancarias

La Corte Suprema falla a favor de la provincia de San Luis y abre la puerta a 100.000 demandas

La Corte Suprema de Justicia argentina ha anulado hoy por ilegal la norma de conversión a pesos de los depósitos bancarios hechos en dólares, aplicada por el Gobierno a comienzos del año pasado, según han informado fuentes judiciales.

Sin embargo, el gobierno argentino ha dicho esta noche que el fallo no modifica su plan económico. "Esta decisión de la Corte no altera en absoluto la política económica ni monetaria del país", ha afirmado el ministro de Economía, Roberto Lavagna, en una rueda de prensa.

La decisión de la Corte Suprema se refiere a un único caso en la provincia de San Luis, que reclama del estatal Banco de la Nación, el mayor del país, un depósito de 247 millones de dólares en dicha moneda y no en pesos o, en su defecto, en pesos pero al cambio actual. Si bien la decisión sólo se refiere a este caso, sienta un precedente para unas 100.000 demandas de otros tantos ahorradores perjudicados por la pesificación (conversión a pesos) de sus colocaciones bancarias en la moneda estadounidense, decretada por el Gobierno a principios del año pasado para hacer frente a la bancarrota producida por la grave crisis económica y financiera que asoló el país.

La sentencia establece un plazo de 60 días para que el Gobierno acuerde con la provincia de San Luis la forma de devolución del dinero.

Los jueces ha tenido que deliberar en medio de estrictas medidas de seguridad, mientras cientos de ahorradores se manifestaban a las puertas de los tribunales con pancartas con la leyenda "deposité dólares, quiero dólares".

Meses hasta los recursos

Los portavoces judiciales han indicado que pasarán algunos meses antes de que el fallo de la Corte Suprema comience a decantarse en favor de los recursos de amparo presentados por los ahorradores.

Según cálculos de la banca, actualmente los recursos de amparo judicial de los ahorradores involucran a depósitos en la moneda de Estados Unidos por unos 9.500 millones de dólares (8.668 millones de euros).

En enero de 2002, el Gobierno decretó la conversión a pesos de los depósitos bancarios en dólares con un tipo de cambio de 1,4 pesos por dólar -uno a uno en el caso de créditos inferiores a 100.000 dólares-, con intereses del 2% anual y un sistema de actualización por el índice de inflación.