Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESCÁNDALO FINANCIERO

El ex presidente de Enron no testificará ante el Congreso

Kenneth Lay se ha acogido a la quinta enmienda de la Constitución, lo que le permite no responder ante la comisión de investigación del Congreso

El ex presidente y fundador de Enron, Kenneth Lay, se acogerá mañana a la quinta enmienda de la Constitución estadounidense para no declarar ante el Congreso. Esto le permitirá no responder a las preguntas que se le formulen para evitar que sus contestaciones puedan ser utilizadas en su contra en el marco de un proceso, según ha indicado su portavoz, Kelly Kimberly.

"Aconsejado por su abogado, Lay se acogerá a la Quinta enmienda de la Constitución durante su comparecencia del martes (por mañana)" ante el Congreso, ha dicho Kimberly, quien ha rehusado a puntualizar si el ex presidente de la compañía energética invocaría esta enmienda para el conjunto de la audición o sucesivamente en función de las preguntas.

En un primer momento, los abogados de Lay habían asegurado al senador demócrata Byron Dorgan que su cliente testificaría y daría los detalles de la quiebra de la empresa energética, una situación que ha dado un vuelco de última hora.

Alegada parcialidad de los legisladores

El ex presidente de Enron decidió no presentarse a una audiencia del Comité de Comercio del Senado el lunes pasado después de que sus abogados denunciaran la parcialidad de los legisladores en su contra. Ante esa negativa, el comité le ordenó presentarse mañana, mediante una orden judicial.

Amigo personal del presidente George W. Bush, el que fuera fundador de la empresa Enron no ha hecho, hasta el momento, declaración detallada alguna sobre el escándalo Enron. El ex ejecutivo de la empresa que se declaró en bancarrota el pasado 2 de diciembre, también ha recibido una orden judicial para presentarse a declarar ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes el próximo jueves. Hasta ahora el único ejecutivo de Enron que ha declarado ante el Congreso es el ex consejero delegado Jeffrey Skilling, quien ha afirmado que no tuvo conocimiento de problemas en la empresa cuando renunció al cargo el pasado 14 de agosto. El resto, se ha acogido a su derecho a no incriminarse.