Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
'CASO ENRON'

Dick Cheney niega al Congreso un listado de sus reuniones con empresas energéticas

El director de la Oficina General de Control decidirá esta semana si presenta una demanda para obligar a la Casa Blanca a proporcionar dicha información

El vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, ha asegurado que no proporcionará a los investigadores del Congreso el listado de líderes empresariales con los que se reunió cuando formulaba la política energética gubernamental. Cheney ha afirmado que la entrega de dicha lista podría afectar su capacidad para recibir asesoría en el futuro. De persistir en esta postura, el vicepresidente podría provocar una demanda de los legisladores para obligarle a divulgar esa información.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Tom Daschle, no ha tardado en calificar la posición de la mano derecha de George W. Bush como "desafortunada", y ha señalado, en una entrevista con la cadena de televisión CBS que el pueblo estadounidense "tiene derecho a conocer los hechos. Yo creo que el Gobierno necesita abrirse, estar dispuesto a mostrarse accesible con toda la información relativa a estas circunstancias".

Lo que está en tela de juicio en este caso, dentro del escándalo que ha supuesto la quiebra del gigante eléctrico estadouidense, son las reuniones que Cheney o los miembros de su equipo sostuvieron el año pasado con funcionarios de distintas empresas -incluida Enron- durante la planificación de la política energética.

La postura de Cheney se ha hecho pública el mismo día en que una encuesta del diario The New York Times ha mostrado que una mayoría de los ciudadanos cree que el Gobierno está escondiendo algo o incluso mintiendo sobre sus tratos con la compañía energética.

El vicepresidente, no obstante, ha informado que su oficina ya ha entregado a los investigadores numerosos registros financieros y otros documentos. Pero ha insistido en que lo que no proporcionará, a pesar de las solicitudes efectuadas por los investigadores y por los congresistas demócratas, es "un listado de todos aquellos con los que me reuní, de todo lo que fue discutido, de la asesoría recibida, de las notas y minutas de tales reuniones". "Simplemente, uno no puede aceptar esa propuesta sin que afecte a la capacidad del presidente y del vicepresidente para recibir asesoría veraz", ha añadido en una entrevista para la cadena Fox de televisión.

David Walker, director de la Oficina General de Control, órgano de investigación del Congreso, ha asegurado que a lo largo de esta semana decidirá si presenta una demanda para obligar a la Casa Blanca a entregar los documentos. Cheney ha precisado que la autoridad de esta oficina, que emana del Congreso, no se extiende al Ejecutivo.