Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mercado de la droga se reinventa para aprovechar los vacíos legales

Drogas de síntesis, research chemical (sustancias químicas de investigación) o legal highs (subidones legales), son algunos de los nombres de las nuevas drogas obtenidas a partir de la reformulación de las ya conocidas y que, por su desconocimiento y novedad, no están ilegalizadas.

Solo en el año 2011 se detectaron 41 nuevas sustancias, muchas de ellas de venta libre en Internet, según un informe de la Sociedad Científica para el Estudio de la Alcoholemia y otras Toxicomanías (Sociodrogalcohol) presentado ayer. "Siempre vamos a ir por detrás", señaló Julio Bobes, presidente de esta organicación. "El problema es que es un mundo en constante cambio", alertó.

El control de las nuevas drogas se complica, además, por las posibilidades para su venta en Internet. Entre 2006 y 2011, el Observatorio Europeo sobre Drogas encontró 700 páginas web que vendían este tipo de sustancias, en 2011 seguían activas 440. Una búsqueda sencilla en la red basta para encontrar estas tiendas online, conocidas como smartshops o growshops, que aprovechan el limbo legal de algunas drogas para venderlas. Una de estas páginas vende metoxetamina, un producto químico con efecto sedante que, en dosis altas, provoca alucinaciones visuales y auditivas. Un gramo cuesta 31 euros y se puede pagar con tarjeta de crédito. La página advierte que su uso no es para consumo humano, y no se piden más datos que los bancarios para la compra.

Los propios consumidores tienen sus dudas sobre los efectos de las nuevas sustancias. Internet es, además de un gran mercado, un lugar de encuentro donde compartir experiencias. "Si sobrepasas los 300 miligramos por fiesta estás comprando papeletas para que se te pongan las manos y las rodillas azulitas y te tengan que dar un buen machetazo". Es la repuesta, en un foro sobre drogas, que le da un internauta a otro, indeciso sobre si probar la mefedrona, un compuesto químico cuya venta está prohibida en Europa desde diciembre de 2010.

Los combinados de plantas y hongos alucinógenos también se venden en Internet. Muchas de estas hierbas y setas son legales, pero mezcladas tienen efectos parecidos a los del cannabis. "Es su responsabilidad comprobar que un producto sea legal en su país, consulte con un abogado", advierte una web que vende una veintena de tipos de setas psicotrópicas.

El consumo y efectos sobre la salud de estos compuestos solo se conoce cuando los detectan en urgencias, según apuntaba ayer Benjamín Climent, responsable de la Unidad de Toxicología del Hospital Universitario de Valencia. "Tenemos casos de jóvenes que llegan con taquicardias, brotes psicóticos y temblores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de enero de 2012