Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo de 'mossos' canta a Artur Mas 'Que viva España'

Los agentes protestan por los recortes salariales

El malestar por los recortes aplicados por el Gobierno de la Generalitat vivió ayer un nuevo episodio en Lloret de Mar, donde más de un centenar de personas se congregaron para abuchear al presidente Artur Mas en la inauguración de la Casa de la Cultura. En la protesta participaron tres sindicatos de los Mossos d'Esquadra, además de representantes de la plataforma Units pel Cap, contra los recortes en sanidad, y otros trabajadores públicos. Los policías autonómicos ondearon una bandera de España. Mientras esperaban a Mas corearon la canción Que viva España.

Los mossos han decidido no continuar con el encierro que mantuvieron la noche del viernes al sábado en varias comisarías de Cataluña, aunque no abandonan sus reivindicaciones. "Estamos en pie de guerra", proclamó Valentí Anadón, delegado del sindicato policial SAP-UGT. Los mossos calificaron de "medidas draconianas" los recortes salariales que les ha aplicado la Generalitat y criticaron la situación precaria en la que, según ellos, se encuentra el cuerpo. "La seguridad de Cataluña está en peligro", afirmó el delegado de SEM-CC OO, Antoni Castejón.

Pujol: "¿Qué tipo de país es Cataluña si su policía no usa la lengua propia?"

Los agentes celebrarán asambleas en todas las comisarías la semana próxima para preparar la reunión que mantendrán con el departamento de Interior el viernes. "No entendemos que se quiera cambiar las uniformes cuando no hay dinero para los chalecos antibalas", declaró David Miquel, del Sindicato de Policías de Cataluña (SPC).

Los manifestantes, rodeados de un fuerte dispositivo policial, acusaron a Mas de "cobarde" y corearon Que viva España. Sectores de los mossos han amenazado con dejar de utilizar el catalán en sus comunicaciones internas, un tipo de protesta de la que discrepan otros, y cumplir a rajatabla los protocolos, aunque ello dificulte el trabajo. La polémica por la utilización del castellano llegó el sábado a la red social Twitter, donde la palabra "Mossos" entró en la lista de temas del momento.

Ayer, los gritos y abucheos de los manifestantes eran ensordecedores cuando el presidente de la Generalitat, al que recibió el alcalde convergente de Lloret, Romà Codina, hizo su entrada en el edificio. Mas no hizo referencia directa en su discurso a los recortes, aunque admitió que en la sociedad catalana hay "gente descontenta" y que el momento actual es "convulso". En una posible alusión al pulso lingüístico lanzado por algunos policías autonómicos, Mas hizo una defensa del catalán, que calificó de "ADN del país".

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol reprochó ayer a los Mossos que utilizaran el castellano para protestar por los recortes, y señaló con esta actitud "penosa y desacertada" hacen daño a Cataluña. "¿Qué tipo de país es Cataluña si su policía no quiere utilizar la lengua propia?", exclamó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de enero de 2012