Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:LIBROS | NARRATIVA

El vino de la soledad

Narrativa. La autora de Suite francesa, Irène Némirovsky (Kiev, 1903-Auschwitz, 1942), vuelve a las librerías españolas con El vino de la soledad, una novela de 1935, publicada ahora por Salamandra. Se trata de una historia que sigue la estela de El baile, el extraordinario relato que colocó a Némirovsky en la cima de la literatura francesa cuando se publicó, en 1930. El vino de la soledad es cinco años posterior, y, quizás por ello, un poco más amargo, aunque también menos logrado que la obra precedente. En esta novela, escrita en clave absolutamente autobiográfica, Némirovsky no deja margen alguno a la fantasía. Su protagonista, Elena Karol, es su alter ego sin filtro literario alguno. Elena, hija única de un matrimonio ruso desigual (la madre, miembro de una aristocrática familia venida a menos; el padre, hábil judío que terminará amasando una cuantiosa fortuna), crece en soledad en una ciudad muy parecida a Kiev (entonces rusa). Desatendida por el padre, al que adora, y despreciada por la madre, que solo vive para sí misma y sus conquistas amorosas. La vida de la familia se desliza velozmente hacia el precipicio, empujada por la revolución bolchevique, exactamente igual que ocurrió con los Némirovsky. Refugiados todos en París, llega para la niña, convertida ya en una atractiva jovencita, el momento de la venganza. Mientras la adolescente de El baile solo pretende humillar socialmente a la madre, la jovencita de El vino quiere derrotarla en el terreno del amor, o por lo menos de la seducción. Elena Karol culminará su venganza enamorando al amante de su madre. Cabe preguntarse si, además de odio, Némirovsky alimentaba una larvada rivalidad femenina hacia Anna, la bella, egoísta, indiferente y hasta cruel madre que le tocó en suerte.

El vino de la soledad

Irène Némirovsky

Traducción de José Antonio Soriano

Salamandra. Barcelona, 2011

224 páginas. 15 euros

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de enero de 2012

Más información

  • Irène Némirovsky