Reportaje:RUTAS CON ARTE | Cuando el guía es un artista

Nueva York con Daniel Canogar

El hermano pequeño del MoMA

Es llegar a Nueva York y el artista Daniel Canogar (Madrid, 1964) anota en su lista de preferencias visitar el High Line, un parque urbano construido por el estudio Diller&Scofidio sobre las abandonadas vías elevadas de trenes de carga que atravesaban el distrito de los mataderos de Manhattan. "Es uno de los parques urbanos más originales y premiados en el mundo", cuenta, "flota por encima de las calles de Nueva York". Canogar recomienda subirse en la Calle 14, entre la Décima Avenida y Washington Street, y de ahí seguir hasta la salida en la Calle 23, "si te apeas aquí, estarás en el corazón de la zona de galerías de arte", comenta Canogar. Se refiere a Chelsea, el distrito por excelencia de lo contemporáneo y las vanguardias artísticas. "Los realmente interesados en arte pueden pasar fácilmente tres o cuatro horas viendo las exposiciones de cientos de galerías en el rectángulo formado por las calles 19 y 28 y la Novena y Décima avenida; vale la pena pasarse por Chelsea". Y después, en voz baja, como si fuera un secreto, dice que allí mismo repone fuerzas en el restaurante Cookshop (156, Décima Avenida con Calle 20; http://cookshopny.com), un espacio de aspecto neorrural, comida biológica y tránsito continuo de neoyorquinos.

Más información

Como tercera parada, Canogar recomienda el MoMA PS1 (22-25, avenida Jackson con 46 Avenida; http://momaps1.org), un antiguo colegio público convertido en centro de arte contemporáneo en Long Island City. "Desde hace ya tiempo, el MoMA apadrina este espacio, y es aquí donde suele presentar sus proyectos más arriesgados y menos institucionales", cuenta, tras comentar que aprovecha así, además, para alejarse del bullicio y la rapidez de Manhattan.

Para recorrer Dumbo (Down Under the Manhattan Brooklyn Overpass) Daniel Canogar dedica una jornada entera en cada visita que hace a Nueva York. Este barrio situado en la ribera del río Este, entre los puentes de Manhattan y Brooklyn, está plagado de espacios industriales ocupados por galerías de arte, librerías y estudios de artistas donde Canogar se mimetiza. "Es una buena alternativa a la oferta artística de Chelsea, menos comercial y poco conocida por los turistas". Y añade: "Lo mejor es tomar la línea 6 del metro y bajarse en la parada Brooklyn Bridge-City Hall e ir dando un paseo por el puente de Brooklyn. Las vistas desde aquí quitan el aliento".

En sus viajes a Nueva York, Canogar siempre visita el New Museum (235 Bowery; www.newmuseum.org), en un edificio obra de los japoneses Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa, del estudio de arquitectura SANAA, ganadores en 2010 del premio Pritzker. La cuarta pata museística de Nueva York, tras el Guggenheim, MOMA y Whitney, es este espacio que ha revitalizado un barrio, el Lower East Side de Manhattan, atrayendo a galerías de arte a su alrededor. "Es una alternativa más joven y dinámica del panorama artístico de la ciudad, y la zona ha pasado de ser muy marginal a convertirse en uno de los barrios más de moda", comenta Daniel Canogar. Y concluye diciendo que el problema a la hora de recomendar una ruta artística en Nueva York no es tanto encontrarla como escoger "entre tanto y tan bueno".

El PS1, centro de arte del MoMA en Long Island City, Nueva York.
El PS1, centro de arte del MoMA en Long Island City, Nueva York.CHUCK PEFLEY / SYLVIA PLACHY

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 06 de enero de 2012.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50