Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

¿Dónde meto el coche?

El Ayuntamiento de Granada sostiene que hay 41.500 vehículos en la ciudad que no tienen opción de aparcar - Propone estacionamientos en la periferia

El problema de movilidad en Granada capital se agrava desde hace años. A nadie se le escapa, residentes o turistas, que circular por la ciudad en vehículo privado requiere una importante dosis de paciencia. La empresa se complica si hay que entrar desde el área metropolitana o salir al cinturón a determinadas horas. El Ayuntamiento lo ha cifrado y estima que a diario hay 41.520 vehículos en busca de aparcamiento que no tienen "posibilidad de encontrar plaza legal en la ciudad". Según el Consorcio de Transportes, unos 27.000 coches salen al área metropolitana y más de 143.000 entran a la ciudad.

Así se desprende de un primer estudio que elabora el gobierno local (PP) como parte del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Granada. Tras el análisis, propone como solución inmediata: estacionamientos en los bordes de la ciudad con lanzaderas a precios mínimos para poder descongestionar de tráfico la capital. El problema no es nuevo, tampoco la solución que ya planteó el gobierno de José Moratalla, si bien es un primer paso para contribuir a coordinar políticas que consoliden una movilidad más responsable, según el plan.

Los aparcamientos se conectarían con el centro mediante lanzaderas

El documento, que ayer presentó la concejal de Protección Ciudadana y Movilidad, Telesfora Ruiz, detalla que la capital cuenta con una capacidad de aparcamiento para residentes de 129.567 plazas. Si hay 113.931 vehículos censados en Granada y todos aparcaran al mismo tiempo, quedarían 15.636 plazas sin ocupar. El problema llega con los que entran del cinturón. Unos 16.000 vehículos pueden estar circulando por la ciudad sin llegar al colapso y la oferta de aparcamientos en rotación es de 15.074 plazas (1.883 de ORA y 13.191 en edificaciones públicas y privadas).

Teniendo en cuenta la rotación media de las plazas efectivas, las plazas de los que salen, los aparcamientos de instituciones -Diputación, Ayuntamiento, Universidad...- y los que pueden estar en circulación el déficit total se queda en 41.520 vehículos. Esa cantidad no tiene posibilidad alguna de aparcar de forma legal en la ciudad. La opción más frecuente es hacerlo en zonas no oficiales, aparcamientos ilegales o no regulados o bien incrementar la circulación lo que genera un "caos" que el Ayuntamiento analiza para "solucionar".

A la espera de que concluya el metro, que paliará en todo caso parte del problema que tiene que ver con Armilla, Albolote o Maracena -municipios que conectará con la capital-, el desequilibrio entre oferta y demanda continuará. El Ayuntamiento propone dos líneas estratégicas de solución: disminuir la demanda de viajes motorizados y ofertar nuevas infraestructuras. Granada tiene plazas para su demanda interna, recalca el estudio, pero la "presión externa" de viajes, fundamentalmente laborales, excede ampliamente la capacidad actual.

La concejal destacó ayer la necesidad de modificar de forma sustancial la oferta metropolitana de transporte público, pero la urgencia de la demanda va más allá. Por eso, y ante la falta de suelo que hace "inviable" dotar de nuevos contenedores de plazas de aparcamiento determinados distritos, la solución más urgente pasa por utilizar escenarios intermedios en los bordes de la ciudad. Méndez Núñez, la Chana y el Zaidín parecen los lugares señalados para acoger esos posibles "aparcamientos de borde" donde ubicar lanzaderas que con un coste "mínimo" trasladen a los usuarios al centro de la ciudad. Un recurso de la Junta de Andalucía tiene paralizado desde hace años un proyecto en una de las zonas preferentes. En opinión de Ruiz, son "imprescindibles", por lo que el Consistorio va a analizar las alternativas y presentará en próximas fechas progresivas claves del plan.

Según el estudio realizado, hay tres distritos de la capital con déficit de plazas de aparcamiento para no residentes como son Albaicín, Centro y Zaidín. El estudio alude también al tráfico sobre dos ruedas. En Granada hay un total de 44.722 vehículos entre motocicletas y ciclomotores. El aparcamiento ha crecido en los últimos ocho años un 400%. El plan se fijará en las necesidades de reserva de los barrios, los horarios y los criterios de uso compartido con bicicletas, una alternativa que en Granada está aún por llegar.

El 70% de la ciudad para los coches

- Granada tiene 42.070 plazas de aparcamiento en superficie, que ocupan 504.000 metros cuadrados. La superficie ocupada por el viario para circulación es de 1.500.000 metros cuadrados, con lo que ocupan entre ambas el 70% de superficie libre de la ciudad.

- Según el estudio, la cantidad de vehículos demandantes del exterior que en principio no tendrían posibilidad de aparcar asciende a 100.205. La oferta efectiva de plazas es de 37.685 al considerar una rotación media de 2,5 por plaza, que dejaría aún 62.520 vehículos sin sitio para aparcar. A ellos hay que restar los 5.000 aparcamientos de destino y los 16.000 vehículos que pueden circular. Sin posibilidad de aparcar legalmente quedan 41.520

- Por distritos, Albaicín, Centro y Zaidín no tienen plazas libres. Ronda, Norte, Beiro, Chana y Genil son, por este orden, los que disponen de más plazas de aparcamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de enero de 2012

Más información