Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urdangarin negoció pingües contratos como asesor personal de grandes firmas

El yerno del Rey fue en sí mismo una franquicia por su relevancia familiar

El yerno del Rey, Iñaki Urdangarin, negoció directamente contratos de asesoramiento personalizado con empresas españolas y extranjeras, retribuidos con 200.000 euros anuales y más. Otras veces el exdeportista formalizó acuerdos de "consultoría" por 6.000 euros mensuales. Operó a través de su firma privada Aizoon y el entramado del Instituto Nóos. En el caso de la inversora Mixta África, durante un año trabajó sin contrato, según se desprende del acuerdo de noviembre de 2007, año y medio después del veto del Rey a sus negocios.

El duque de Palma y su esposa, la infanta Cristina, llegaron a sumar en 2006 ingresos anuales por más de un millón de euros, según un borrador de la declaración de impuestos de la pareja que obra en la causa del caso Palma Arena. La hija de don Juan Carlos ingresó 120.000 euros, entre su sueldo en La Caixa y la aportación de la Casa del Rey.

Los duques de Palma ingresaron más de un millón de euros en 2006

Iñaki llegó a tener una 'iguala' de 200.000 euros por cada asesoría

La nómina de Urdangarin en Nóos era de 54.800 euros en 2005. Aquel año su empresa Aizoon declaró unos ingresos de 640.000 de las dos marcas de Nóos (el Instituto y la Consultoria Estratégica), con gastos por obras y muebles de 439.038 en la mansión de Pedralbes, con una hipoteca de más de tres millones. Ese año, la cuota de sociedades de Aizoon fue de 9.734 euros y la del IVA de 24.679.

La infanta -copropietaria de la consultora Aizoon y de las propiedades inmobiliarias- no está siendo investigada en la causa por supuesta corrupción que afecta a su esposo. El duque está imputado por malversación de caudales públicos, falsedad documental, fraude a la Administración y prevaricación.

Multinacionales como Telefónica, Motorpress y Motor Ibérica o Global son algunas de las compañías de las que Urdangarin logró una iguala de tarifa alta de hasta más de 200.000 euros por asesorar a sus directivos y al consejo. La Fiscalía Anticorrupción y la Agencia Tributaria han contabilizado que el grupo Nóos ingresó 4,3 millones de particulares entre 2004 y 2007 y de las Administraciones acumuló 5,8 millones.

Un contrato reseña el peso determinante de la figura del duque de Palma al establecer sus relaciones comerciales. El poderoso grupo de prensa y de armas francés Lagardère Resources estipuló con el yerno del Rey una compensación de 200.000 euros y resaltó que "efectúa dicho contrato con él en consideración del hecho que don Iñaki Urdangarin realizará la prestación". En el anexo se cede la exclusiva a Nóos Consultoria Estratégica.

El acuerdo personalizado para asesoría de mecenazgo y comunicación internacional, entre Arnaud Molinié (de Fundación Jean Luc Lagardère) e Iñaki Urdangarin, que no está firmado, fue intervenido por el fiscal Pedro Horrach en el registro del despacho de Barcelona de Miguel Tejeiro, asesor fiscal de Nóos y de los duques de Palma. En el borrador de la declaración de Hacienda de Aizoon se anota la citada partida de 200.000 euros de Lagardère.

Urdangarin declaró en 2007 que la compañía privada Mixta África le abonó 257.000 euros, mientras que Motorprees Ibérica le ingresó 209.148. Telefónica, para la que trabaja, le pagó 200.000. El duque es asesor y accionista de la compañía Mixta África, que estipula en el contrato confidencial "los nuevos accionistas han acordado formalizar por escrito su relación contractual de prestación de servicios en aras a clarificar el contenido de las prestaciones". En el contrato encabezado por Luis Hernández de Cabanyes y Urdangarin se acuerda "fijar las líneas estratégicas en la gestión, operación, consolidación de la sociedad y sus filiales".

El famoso exjugador de balonmano del Barça y yerno del Rey fue en sí mismo una franquicia en el ámbito del patrocinio, una marca que se imponía por su capacidad y relevancia familiar, según se desprende de los relatos de los testigos en la causa, empresarios que le contrataron, el ex presidente del Valencia, Juan Bautista Soler, y el dueño del Villareal, Fernando Roig.

Las relaciones de Nóos con empresas privadas y corporaciones públicas se difuminaron a mitad de 2006 tras salir el duque de Palma del primer plano -"aparentemente", dice el fiscal- con su traslado obligado a Estados Unidos, instado por el Rey.

"Con el fin de entender mejor las decisiones de mecenazgo y de patrocinio, la figura de Urdangarin y el trabajo de sus socios y otros comisionistas fue clave para captar decenas de marcas y sus aportaciones. Volkswagen Audi abonó más de 430.000 euros por sus trabajos en tres años; Telefónica, 406.000 euros; Repsol YPF, 275.856 euros, o la SGAE, 401.843 euros. Pero hubo otras sociedades como Abertis, Miguel Torres, Adecco, Iberia, Toyota, Europcar, Joyería Tous, Bancaja, Sol Meliá, Sa Nostra, PWC, Iberdrola, Air Europa, Roig Grupo y Timberland España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de enero de 2012