Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Pelea política por el control de Kutxabank

Los socialistas estiman "un mayúsculo error" el pacto de su socio con el PNV

El Ejecutivo critica que se pase por encima de la "pluralidad del país"

Tanto el Ejecutivo, a través de su portavoz, Idoia Mendia, como el PSE, por boca del suyo, José Antonio Pastor, censuraron ayer el pacto sellado entre el su socio de Gobierno, el PP, y el PNV para repartirse el Consejo de Adminsitración de Kutxabank, excluyendo de él por ahora a los socialistas y a Bildu. Mendia, quien ya el pasado martes expresaba su rechazo a los vetos y advertía de lo inadecuado de contrariar "la pluralidad" política de la comunidad autónoma, constató ayer que la actuación de PNV y PP se ha decantado justamente por esa línea.

La portavoz recordó los variados resultados electorales arrojados por las urnas en cada territorio e institución y también que nadie gobierna en ningún de ellas con mayoría absoluta, como muestra de lo contradictorio de que el PNV sí vaya a gozar de ella en el nuevo banco.

Pastor ironiza que la entidad parece "una especie de 'Batzokibank"

En todo caso, lo mismo que Pastor, consideró que el comportamiento del PP no tiene por qué afectar al pacto con el PSE que sostiene al Gobierno. Esta cuestión no está en el acuerdo de bases, que es lo que único en lo que ambas partes tiene las manos atadas, coincidieron ambos.Mendia desdramatizó el acuerdo, que debe verse con la "normalidad" que permiten los nuevos tiempos: "Es normal" que los acuerdos vayan configurándose "por afinidades ideológicas". "El PNV es un partido de derechas y es lógico que coincida en muchas cuestiones con el PP, que también es de derechas", dijo.

Tanto la portavoz del Ejecutivo como Pastor dejaron expreso su apoyo al proyecto de fusión de las tres entidades de crédito, aunque este último lamentó que el PNV haya "arruinado" la posibilidad de que Kutxabank nazca como un reflejo "lo más fiel posible de la realidad institucional y social del país". También deploró que sus socios del PP hayan "contribuido a reforzar la mayoría artificial del PNV", en lo que imprime "una mala imagen" ante la ciudadanía. Esta puede ver a Kutxabank "como una especie de Batzokibank", dijo en un juego de palabras alusivo a las sedes sociales (batzokis) del PNV. "Es un error estratégico y un mayúsculo error político", añadió.

Pastor garantizó que su formación no hará ninguna política de obstrucción, debido a su apuesta sin fisuras por el proyecto, pero confió también en que con la nueva ley de Cajas, cuya aprobación tiene el Gobierno inicialmente prevista para la próxima primavera, la situación "se recomponga". El portavoz socialista no dejó de criticar a sus socios populares, a los que atribuyó haber entrado a "un acuerdo bastante barato, casi gratis, para el PNV". "Es una decisión equivocada", afirmó, que puso en relación con la política nacional tras la llegada de Mariano Rajoy a La Moncloa, así como a intereses "ajenos a la sociedad vasca".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de diciembre de 2011