Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El AVE marroquí, en el alero del Ejecutivo

Si hay un proyecto al que el rey Mohamed VI está apegado es el del tren de alta velocidad, que construyen empresas francesas entre Tánger y Casablanca. A finales de septiembre inauguró, junto con el presidente Nicolas Sarkozy, los trabajos de construcción del AVE marroquí, que costará unos 3.000 millones de euros de aquí a finales de 2015. Francia y las monarquías del Golfo han concedido a Marruecos créditos blandos.

Es una "inversión catastrófica" en un país en el que miles de pueblos carecen de infraestructuras básicas, afirmó el pasado día 22 Lahcen Daudi, el más conocido de los economistas del Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD, islamista).

Daudi, que pronunció una conferencia en una escuela de negocios de Rabat, dejó caer que la construcción del tren podría alargarse hasta 2020 o 2025. A Daudi las quinielas de la prensa le atribuyen en el nuevo Ejecutivo la cartera de Educación, la de Hacienda o la de Fomento.

Quizá por eso, los nacionalistas del Istiqlal, el principal socio de Gobierno de los islamistas, cambiaron el domingo pasado de parecer. Habían renunciado a Fomento a cambio del Ministerio de Agricultura y de que el aspirante al cargo, Karim Ghellab, fuese elegido presidente de la Cámara baja, lo que logró el 19 de diciembre.

No hubo comunicado tras la reunión del Comité Ejecutivo del Istiqlal, pero uno de sus miembros, Mohamed al Jalifa, dio a entender que el reparto de carteras pactado con los islamistas no era justo.

Debía ser, explicó Al Jalifa, proporcional no solo al número de escaños, sino "a la posición del partido en el escenario marroquí y a su historia de lucha". El Istiqlal fue el artífice de la independencia de Marruecos en 1956. De paso se preguntó también por qué el Istiqlal no iba a ocupar ninguno de los llamados "ministerios de soberanía", empezando por el de Justicia.

La nueva reivindicación del Istiqlal podría no ser espontánea. Si conservan la cartera de Fomento -Ghellab ha sido su titular hasta hace 11 días-, la construcción del AVE estaría probablemente garantizada. Si obtienen, en cambio, la de Justicia, impedirían al islamista Mustafá Ramid acceder a una cartera políticamente sensible.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de diciembre de 2011