Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lokarri y Baketik suman sus esfuerzos por la reconciliación

Ambos colectivos tratarán de incrementar su influencia

Lokarri y Baketik decidieron ayer unir sus fuerzas en favor de la convivencia y la reconciliación en Euskadi. Se trata de dos colectivos con una contrastada trayectoria por la paz. El primero, como movimiento social, estuvo detrás de la conferencia de San Sebastián que precedió al cese definitivo de ETA; el segundo, en cambio, suma cinco años de estudios y reflexión sobre el fin de la violencia. Durante el próximo año caminarán de la mano para ampliar el alcance de sus iniciativas y aprovechar el "decisivo" escenario actual.

El acuerdo de colaboración, prorrogable "indefinidamente", se firmó ayer en Bilbao. Lo rubricaron el coordinador general de Lokarri, Paul Ríos, y el director de Baketik, Jonan Fernández. Fue este último quien alertó sobre la posibilidad de incurrir en equívocos e impulsar una reconciliación "distorsionada". "Hay quien piensa que hay que abordarla desde el concepto religioso, que supone un estado idílico y sin conflictos, o que conlleva un punto de acuerdo entre dos bandos, pero es más bien un proceso civil y político encaminado a corregir los desgarros provocados en la sociedad por décadas de violencia", señaló.

Ríos, por su parte, fijó como objetivos prioritarios la divulgación de la convivencia a través de publicaciones y charlas, los acuerdos con los Ayuntamientos, el planteamiento de propuestas a las instituciones y el intercambio de experiencias internacionales. "El proceso es largo y habrá que ir dando pasos poco a poco", consideró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de diciembre de 2011