Reportaje:Muerte del último dictador estalinista

Querido Líder de hambrunas y misiles

Kim Jong-il destinó al Ejército lo mejor de los escasos recursos del país

La muerte de Kim Jong-il cierra una etapa de la historia de uno los países más aislados del mundo. El líder norcoreano estuvo al frente de la dinastía comunista durante 17 años, tiempo en el que dotó a su país de armamento nuclear y un arsenal de misiles, pero no supo o no quiso sacarlo de la pobreza. Si su padre, Kim Il-sung, fundador de Corea del Norte, fue llamado el Gran Líder, Kim Jong-il fue el Querido Líder de los norcoreanos, a los que gobernó con puño de hierro en medio de un fuerte culto a la personalidad, alimentado por un sólido aparato de propaganda, que lo glorificó y lo elevó a semidiós.

A pesar de haber gobernado Corea del Norte casi dos décadas, poco se sabe de Kim Jong-il. En raras ocasiones hablaba en público, casi nunca viajaba al extranjero -cuando lo hacía, iba en tren-, y su biografía oficial está repleta de propaganda y falta de datos contrastados. Porque pocos hechos trascienden al exterior sobre lo que ocurre en uno de los países más cerrados del mundo. Lo que se conoce de su vida es un cóctel de informaciones oficiales, esbozos facilitados por antiguos altos cargos del partido que han huido del país y excocineros a su servicio, y leyenda y relatos caricaturizados.

Más información

Incluso su lugar de nacimiento es un misterio. Su biografía oficial asegura que llegó al mundo el 16 de febrero de 1942 en un campamento guerrillero secreto en la falda de la montaña sagrada norcoreana Paektu, donde su padre, Kim Il-sung, inició el movimiento para luchar contra los invasores japoneses. Su alumbramiento fue anunciado, según la leyenda, por un par de arco iris y una nueva estrella de gran brillo.

Los analistas occidentales creen, sin embargo, que nació probablemente en la Unión Soviética, donde Kim Il-sung recibía formación militar con otros líderes comunistas exiliados, y que tuvo lugar un año antes, en 1941, pero la historia oficial cambió la fecha para ofrecer una cifra más significativa, 30 años de diferencia con su progenitor.

Kim Il-sung, que luchó durante años por la independencia frente al poder colonial japonés desde una base en Rusia, emergió como líder comunista al regresar a Corea en 1945, tras la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial. La familia de Kim Jong-il era "patriótica y revolucionaria en una forma sin precedentes en la historia", según la biografía oficial, y desde pequeño se atribuían al futuro Querido Líder "una inteligencia asombrosa, un agudo poder de observación, una gran capacidad de análisis y una perspicacia extraordinaria".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Durante la guerra de Corea (1950-1953), el joven Kim fue puesto a salvo en el noreste de China, aunque la versión oficial no menciona este punto. Algunas informaciones aseguran que hizo un curso de piloto en la antigua Alemania del Este, y luego estudió filosofía y economía en Pyongyang. En 1964, con solo 23 años, comenzó a trabajar en el comité central del Partido de los Trabajadores de Corea. En 1974 su padre le nombró sucesor, y en 1980 entró en el Politburó. En 1993 heredó el cargo de comandante supremo del Ejército. El año siguiente, ascendió al poder tras la muerte de Kim Il-sung de un ataque al corazón.

Kim Jong-il tenía fama de mujeriego y era gran aficionado a la buena mesa -le gustaban el marisco y el buen vino- y el tabaco. También le apasionaba el cine -según algunas informaciones, tenía más de 20.000 películas-, y le hubiera gustado ser más alto, a juzgar por las alzas en los zapatos. Con varias mujeres tuvo al menos tres hijos varones y una hija.

Algunos desertores han descrito a Kim como un orador elocuente e incansable. La exsecretaria de Estado estadounidense Madeleine Albright dijo, tras haberse reunido con él en Pyongyang cuando Bill Clinton era presidente, que el dirigente asiático era inteligente y estaba bien informado.

Durante su mandato, Kim Jong-il combinó el culto a su personalidad con la represión más dura contra cualquier signo de disidencia interna y la total oposición a EE UU. Siguió al pie de la letra la política de su progenitor "los militares primero", a los cuales destinó lo mejor de los escasos recursos del país, incluso cuando Corea del Norte sufrió grandes inundaciones y hambrunas en la década de 1990, que causaron cerca de un millón de muertos.

En el momento de morir, era presidente de la Comisión Nacional de Defensa y Comandante Supremo del Ejército, pero entre los cargos que ocupada no estaba el de presidente del país, ya que el título fue concedido de forma póstuma para la eternidad a su padre, Kim Il-sung.

Según anunció la televisión norcoreana, Kim Jong-il falleció en un tren, una ironía del destino para quien se negaba a volar en avión y utilizaba el ferrocarril incluso para sus viajes al extranjero, a China o Rusia.

SCIAMMARELLA

66 años de conflicto

- La división. El 15 de agosto de 1945, tras la II Guerra Mundial, Corea queda dividida en dos. El Norte, controlado por los soviéticos, y el Sur, por Estados Unidos.

- Guerra de Corea (1950-1953). El Norte, con el apoyo de China y la URSS, invade el Sur, que contaba

con el de EE UU y Naciones Unidas. Tres años después, se firma un armisticio y se reestablece la frontera en el paralelo 38.

- La sucesión (1994). Muere Kim Il-sung y le sucede como líder Kim Jong-il. Corea del Norte acepta suspender su programa nuclear a cambio de combustible y la creación de dos reactores nucleares.

- Armas nucleares. El 25 de abril de 2003, Corea del Norte anuncia que posee armas nucleares. En 2007,

las delegaciones de ambas Coreas, EE UU, Rusia, Japón y China acuerdan cerrar las instalaciones nucleares de Corea del Norte a cambio de ayuda energética y económica.

- 26 de marzo de 2010. La corbeta surcoreana Chenoan es hundida por un torpedo norcoreano. Mueren 46 marineros surcoreanos.

- Mayo de 2010. Corea del Sur pide sanciones por el hundimiento del buque Chenoan y corta sus lazos comerciales con Pyongyang, que despliega su Ejército y amenaza con guerra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 20 de diciembre de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50