Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los exdiputados socialistas reclaman 707.360,96 euros

Gómez pretende desvincularse de los solicitantes, pero dos de ellos le apoyan

La reclamación salarial que 13 exdiputados socialistas han presentado en la Asamblea de Madrid asciende a 707.360,96 euros. Piden esta cantidad porque consideran que el sueldo de los diputados regionales no se homologó con los del Congreso, como prevé la Ley 8/2000. La demanda también incluye una indemnización por cese de actividad, circunstancia prevista en el Congreso pero no en el Parlamento madrileño. La Mesa de la Asamblea, el órgano encargado de la gestión interna de la Cámara regional, rechazó el pasado lunes por unanimidad ambas peticiones, con los votos de PP, PSM, IU y UPyD.

Además, la Mesa valoró un informe jurídico, elaborado de urgencia por los letrados de la Asamblea, que considera nula dicha demanda. Este informe hace referencia a la Ley 8/2000 que dice: "Por la Asamblea de Madrid se procederá a la homologación de la asignación retributiva básica de los diputados con dedicación exclusiva, a la cantidad que se devengue por ese mismo concepto por los diputados del Congreso, así como a establecer los demás conceptos retributivos".

El informe jurídico, encargado por el presidente de la Asamblea, considera que "es la Mesa de la Asamblea la competente para fijar anualmente la cuantía de la asignación económica de los diputados y sus modalidades dentro de la correspondiente consignación presupuestaria". Y añade: "La Ley 8/2000 se refiere a la homologación exclusivamente de la asignación retributiva básica de los diputados con exclusión de cualquier otro concepto retributivo".

Los portavoces de todos los grupos parlamentarios aseguraron ayer que el sueldo base de los parlamentarios regionales ya está asimilado a los del Congreso, pero el resquicio que observan los demandantes radica en la coletilla "los demás conceptos retributivos". Es decir, consideran que los complementos por las diferentes funciones dentro de la Asamblea no han sido homologados. Por eso, han anunciado que recurrirán al Contencioso-administrativo en busca de amparo.

"Esto no es un grupo heterogéneo. Es fundamentalmente un grupo homogéneo. El 85% de estos exdiputados han estado posicionados en la anterior legislatura de la Asamblea de Madrid en unas determinadas posiciones", señaló ayer el diputado socialista José Quintana, que compareció como portavoz tras la Junta de Portavoces en la Cámara regional para explicar los asuntos que su grupo debatirá en el pleno del próximo jueves.

Quintana ha vinculado a este grupo con el simanquismo, una corriente formada por colaboradores del anterior secretario genera, Rafael Simancas, a los que el entorno de Tomás Gómez considera enemigos porque apoyaron a Trinidad Jiménez en las primarias del año pasado. Quintana sugirió una intencionalidad política en la reclamación de los exdiputados a pesar de que en este grupo hay, al menos, dos que han formado parte del círculo de confianza de Gómez. Entre ellos se encuentran Fátima Peinado y Esperanza Rozas, que respaldaron a Gómez en las primarias.

Fuentes de la dirección del grupo socialista han rechazado esta tesis. Consideran "inoportuno" que en una situación de crisis como la actual presenten esta petición: "Hay algunos de los que reclaman que están colocados. No tienen apuros económicos. Tienen un buen sueldo, incluso ganan más que un diputado", apuntan en la dirección del grupo socialista, incómoda con la situación.

Los portavoces del resto de grupos Íñigo Henríquez de Luna (PP), Antero Ruiz (IU) y Ramón Marcos (UPyD) han explicado que la homologación de sueldos con los del Congreso se hizo, pero solo en el sueldo base, no en los complementos. Todos han rechazado la petición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de diciembre de 2011