Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:PILAR ORDOVÁS | LOS QUE CONSTRUYEN EUROPA

"Cuando te repites, tienes que asumir un nuevo reto"

Abrir una galería de arte en el barrio londinense de Mayfair es apostar a lo grande en el mercado más competitivo del mundo, con permiso de Nueva York. Si la iniciativa parte de una española de 39 años, irrumpir en un sector de dominio anglosajón se convierte en osadía. Pero no hay misión imposible para Pilar Ordovás, madrileña, historiadora del arte formada en la Universidad Autónoma y en la de Edimburgo, que el pasado junio abría las puertas de Ordovas (sin tilde), su local en Savile Row, rodeado de competidores de la talla de Hauser & Wirth.

Su currículo es una lección de determinación. Tras licenciarse en 1995, solicitó unas prácticas en la casa de subastas Christie's: "Entré para tres meses y salí 14 años más tarde". Hizo de todo: trabajó en el departamento de Arte Moderno Británico, donde tuvo un primer contacto con la obra de Lucien Freud que luego sería determinante; en el mostrador de Valoraciones se baqueteó con el público; más tarde, el departamento de Servicios a Clientes le puso en contacto con Latinoamérica. En 2000 estaba lista para formar parte del equipo de investigación del departamento de Arte de Posguerra y Contemporáneo.

A partir de ahí despegó hasta convertirse en responsable de este negocio de Christie's para toda Europa. La última década fue explosiva en el mercado del arte, y Ordovás una de sus protagonistas: en mayo de 2008 logró el récord de precio de un artista vivo con la obra de Freud Benefits supervisor sleeping por 33,6 millones de dólares (25 millones de euros). En febrero de ese año, había vendido en Londres el Tríptico 1974-1977 de Francis Bacon por 46 millones de dólares (34 millones de euros), la pieza más cara de arte contemporáneo vendida en Europa hasta entonces. Según Ordovás, no hay secretos tras esta trayectoria: "No tengo ningún poder extraordinario; solo estoy dispuesta a dar el máximo y más".

Su hoja de servicios en Christie's llamó la atención del poderoso galerista Larry Gagosian, dueño de una pequeña multinacional del arte. Ordovás trabajó para él dos años, tras dejar la casa de subastas en 2009. Hasta que se dio cuenta de que estaba preparada para seguir sola: "Cuando te das cuenta de que te repites, es el momento de asumir un nuevo reto".

En octubre, ese desafío se materializó en el número 25 de Savile Row con la exposición Marcas irracionales: Bacon y Rembrandt. La muestra marca el carácter que Ordovás quiere dar a su programa: no trabajará con artistas vivos; las obras expuestas serán de calidad museística; y las exposiciones -no más de tres al año- tendrán un cariz académico y aportarán nuevas visiones de la obra de los artistas históricos elegidos.

Pilar Ordovás

- Nacionalidad: española.

- Residencia: Londres, desde 1995.

- Profesión: galerista.

- Edad: 39 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de diciembre de 2011

Más información