Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un curso se adentra en Sevilla en la modernidad del Barroco

El Barroco es un periodo cultural cuyos frutos artísticos, literarios, científicos y filosóficos han pervivido hasta hoy. El mundo convulso sobre el que la cultura occidental mantiene a duras penas su hegemonía nació con el Barroco. Un curso se adentra en Sevilla en la modernidad del Barroco. El curso El paisaje moral del Barroco, que está dirigido por Amelia Valcárcel (Universidad Nacional de Educación a Distancia), comenzó el pasado lunes y concluye hoy en el Hospital de los Venerables de Sevilla. Organizado por la Fundación Focus-Abengoa y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, este encuentro reúne a expertos que analizan distintos aspectos de este periodo.

Las intervenciones de hoy tratarán sobre El Barroco literario: bodas de arte e ingenio (Aurora Egido, de la Universidad de Zaragoza); Miseria de la economía y economía de la miseria en el Barroco español (Antonio-Miguel Bernal, de la Universidad de Sevilla); y Figuras y paisajes de la política barroca (José María González García, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas), entre otras. Habrá asimismo una mesa redonda sobre Crisis y creatividad barroca.

Pensamiento actual

Valcárcel señala que "el Barroco es un periodo histórico especialmente importante marcado por la Reforma, el fin de las guerras de religión, la Contrarreforma y el primer momento de globalización en el que Europa se hace regidora del mundo". "La modernidad nace con el Barroco. Llamamos modernidad al periodo de cultura en el que la explicación religiosa del mundo decae. Nuestro pensamiento actual sigue edificado con los términos que el Barroco construyó. El mundo de ideas en el que nos movemos es barroco", explica Valcárcel.

"Descartes, Leibniz, Hobbes, Spinoza... Todos ellos son pensadores barrocos. La religión ha dejado de ser la interpretación absoluta del mundo; se convierte en una interpretación más", agrega la directora del curso. "Es en el Barroco cuando los grandes tráficos comerciales se vuelven corrientes y cuando aparecen los grandes capitales económicos", asevera Valcárcel al establecer la relación con ese periodo histórico y el mundo moderno. "El Barroco inventa nuestro paisaje moral y el mundo de ideas en el que nos movemos. Son ideas nuevas como el contrato social, la libertad, la igualdad...", concluye la directora del curso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de noviembre de 2011