Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Sociedad de Estudios Clásicos pide una revisión de la secundaria

La extensión de la educación, con una enseñanza obligatoria hasta los 16 años, es uno de los grandes logros históricos de España. Sin embargo, la mejora de la calidad en las aulas es uno de los mayores fracasos "de todo el proceso y periodo democrático", entre otras cosas, por la pérdida de espacio en el bagaje escolar de "materias fundamentales", entre las que "se encuentra la enseñanza del Latín y del Griego". Así lo cree la Sociedad Española de Estudios Clásicos, que en un comunicado reclama al nuevo Gobierno un gran acuerdo educativo para mejorar la calidad de la enseñanza y la integración de todos los estudiantes, que debe pasar, entre otras cuestiones, por reforzar en la ESO y el Bachillerato la presencia de esas materias, Latín y Griego, además de la optativa Cultura Clásica.

Ese sería, opinan, el primer paso de "un profundo proceso de revisión" de la ESO y el Bachillerato. Esta última etapa creen que debería tener tres cursos en lugar de los dos actuales, medida que lleva en su programa el Partido Popular, claro vencedor en las elecciones del pasado 20 de noviembre. Centrar el currículo en las materias fundamentales, explican, se podría hacer a costa de eliminar asignaturas "excesivamente especializadas" y otras "demasiado generales" que "distraen" y "sobrecargan" al alumno. Reclaman, asimismo, organizar la ESO de manera que encamine a los alumnos hacia el Bachillerato de letras, el de ciencias o la FP, con unas materias troncales bien definidas en cada caso que no se puedan sustituir por otras "de carácter formativo menor". La Sociedad Española de Cultura Clásica pide además al nuevo Gobierno que las materias que se consideren de oferta obligada se ofrezcan sin recorte alguno de horas en todas las comunidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de noviembre de 2011