Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidade afirma ahora que "reactivará de oficio" las tarjetas a parados

El Sergas sostiene que los nuevos requisitos solo se aplicarán a los extranjeros

Continúa el goteo de personas en el paro desde hace más de un año o sin prestación económica de algún tipo que denuncian que se le ha bloqueado la tarjeta sanitaria y se quedan sin prestaciones mientras no tramitan, con nuevos requisitos, el documento que les da acceso a la sanidad pública y gratuita en Galicia. Ante el revuelo cuando empezaron a surgir la pasada semana los primeros casos, la Consellería de Sanidade negó en un primer momento que fuera posible que un usuario, como ocurrió, se entere de repente, al llegar a su centro de salud, una farmacia o incluso a Urgencias de un hospital público, que su tarjeta ha sido desactivada. Pero ahora el departamento que dirige Pilar Farjas sostiene que "reactiva de oficio" todas las tarjetas.

En los últimos días se han sucedido más denuncias por bloqueo de tarjetas

La Xunta afirma que se ha adelantado a una medida del Gobierno central

Y asegura que su orden. en vigor desde el 29 de septiembre, por la que se "actualiza el procedimiento para el reconocimiento del derecho a la asistencia sanitaria por parte de las personas sin recursos económicos suficientes y de las que se encuentran en situación de desempleo", solo afectará a los que no tengan "previamente" tarjeta del Sergas. Son esencialmente, dice la consellería, extranjeros que se instalen por primera vez en Galicia" y que se declaren sin recursos" los que deberán cumplir con los nuevos requisitos que impone el Gobierno gallego para poder acceder a la sanidad pública y tramitar la tarjeta, con validez para dos o tres años, según el procedimiento que establece esa nueva norma.

Los demás, parados de 12 meses que agotaron su subsidio o personas que ya tienen reconocido no tener recursos económicos, verán cómo "se mantiene" de forma automática su tarjeta del Sergas "y no tendrán que tramitar nada", aseguró ayer un portavoz de Sanidade. No se verán afectados, insistió, por la nueva orden de septiembre que endurece los requisitos, al reclamar una declaración de ingresos y otra de no que se está acogido a una mutua privada, para obtener la tarjeta sanitaria. "Si al cruzar los datos con el Instituto Nacional de la Seguridad Social, éste dice que no tiene derecho a asistencia sanitaria porque cambió su situación [como, por ejemplo, un desempleado que agotó su subsidio de paro] el Sergas mantienen igualmente activa su tarjeta", insisten desde la consellería.

En un comunicado difundido ayer, Sanidade remacha que "Galicia es la única comunidad autónoma que garantiza de oficio la asistencia sanitaria a desempleados de larga duración y personas sin recursos". El departamento de Pilar Farjas incluso argumenta ahora, y en contradicción con su afirmación de que la orden solo se aplicará a extranjeros que piden por primera vez la tarjeta del Sergas, que con su nuevo procedimiento para obtener asistencia sanitaria en Galicia a las personas en paro o sin recursos, únicamente se adelanta cuatro meses "a una medida del Gobierno de España". Sanidade se refiere a la Ley de Salud Pública, que entra en vigor el 1 de enero de 2012. Universalizará del todo el acceso a la sanidad pública y gratuita al reconocer el derecho a todos los ciudadanos sin excepciones.

El PP repitió ayer los argumentos de la consellería durante un debate en el pleno del Parlamento. El portavoz sanitario de los populares, Miguel Santalices, ha reiteró que la Xunta "salvaguarda" la asistencia a las personas desempleadas y sin recursos, así como la "integral y plena" a todos los niños y mujeres embarazadas, informa Europa Press. Santalices defendió que la asistencia "programada" se ciña "a quien corresponde, pero sin picaresca" entre duras críticas de la oposición, que le reprochó que sus medidas estén "perjudicando a los más necesitados", en palabras del socialista Modesto Pose.

El diputado popular sí dejó claro que los españoles han de tener preferencia sobre los extranjeros al sentenciar: "Asistencia sanitaria para todos, pero primero nosotros y después los suecos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de noviembre de 2011