Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo descarta la retirada de los decretos sanitarios

Pasada la campaña electoral, los recortes sanitarios siguen en el centro del debate político. El presidente de la Xunta se enfrentó ayer en el Parlamento a las preguntas de la oposición, y tanto Pachi Vázquez como Carlos Aymerich le instaron a retirar una orden y un decreto de la Consellería de Sanidade publicados en las últimas semanas. La primera deja transitoriamente sin más atención que la de urgencias a los parados sin recursos que agotan el subsidio de desempleo, y el segundo abre la puerta al cobro de servicios sanitarios en caso de uso "irresponsable" de los mismos. Feijóo lo negó y acusó a socialistas y nacionalistas de proferir "falsedades y mentiras" para fomentar "el miedo" entre los gallegos.

Frente a las acusaciones de Vázquez y Aymerich, el presidente de la Xunta opuso su palabra de que "ninguna persona sin recursos" se va a quedar sin asistencia sanitaria. "Y si conoce alguna, tiene mi teléfono, mi e-mail y mi correo a su disposición", le espetó al portavoz del grupo parlamentario del BNG. La oposición le reclamó que retire la orden de septiembre pasado, que supedita el derecho de asistencia mediante tarjeta sanitaria al cumplimiento de un complejo proceso de solicitud para personas sin recursos o trabajadores en búsqueda de empleo. Mientras tanto, solo tendrán derecho a asistencia sanitaria urgente y emergencias.

Uso irresponsable

Pachi Vázquez se refirió a la misma orden de Sanidade, pero también al decreto del 27 de octubre, que contiene una disposición adicional que prevé el cobro por el uso "irresponsable" de los servicios del Sergas, entre ellos no acudir a una cita sin causa justificada. "Si no va a cobrar por abusos, retire la disposición adicional, y si va a cobrar, dígalo a la cara", retó a Feijóo. El secretario general del PSdeG acusó de paso al presidente de "dar forma jurídica a una manera de cobrar la sanidad a los ciudadanos". Vázquez ofreció un acuerdo contra el déficit si no pasa por recortes en servicios sociales, y amenazó con acudir a la justicia si no se eliminan las restricciones en sanidad.

Tampoco tuvo éxito en su petición. Feijóo vinculó el decreto al que aludía el PSOE a la lucha contra el fraude y responsabilizó a los socialistas de la "herencia insostenible" asumida por los gobiernos del PP. En este punto, el presidente de la Xunta deslizó una advertencia: "Sin duda, se va a abrir un debate sobre la asistencia sanitaria".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de noviembre de 2011