Aguirre fulmina al secretario general del PP en Madrid por "pérdida de confianza"

Designa a su 'número dos' como máximo responsable del partido en la comunidad

Hasta ahora el PP en Madrid era bipolar. Ignacio González, vicepresidente regional, disputaba la hegemonía del partido con Francisco Granados, secretario general del Partido Popular de Madrid. Ambos mantenían un pulso ante la divertida mirada de la presidenta regional Esperanza Aguirre. Pero ayer se recogieron las piezas de un juego que dio por terminado en mayo, tras las elecciones regionales, pero que no había rematado hasta que pasara el 20-N.

Aguirre, destituyó por sorpresa a Granados "por pérdida de confianza". Hizo el anuncio en un comité del partido convocado para valorar los resultados electorales. En su lugar, ha designado a Ignacio González, vicepresidente regional y consejero de Cultura y Deportes. Con este cambio, Aguirre encumbra a González como su delfín en Madrid. El vicepresidente es, sin duda, la persona con más ascendente político sobre Aguirre. Granados le dio la enhorabuena: "Ya puedes ser lo que no me has dejado ser a mí".

Más información
Dimite el presidente en Alicante

La maniobra de Aguirre blinda su poder en el Partido Popular regional a tres meses del congreso nacional del partido, donde Rajoy podría maniobrar para reducir el poder de la lideresa. En el entorno de Rajoy aún recuerdan su amago por disputarle la presidencia en el congreso de Valencia, en 2008.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Jesús Sérvulo González

Redactor jefe de Economía y Negocios en EL PAÍS. Estudió Económicas y trabajó cinco años como auditor. Ha cubierto la crisis financiera, contado las consecuencias del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, el rescate a España y las reformas de las políticas públicas de la última década. Ha cursado el programa de desarrollo directivo (PDD) del IESE.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS