Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2011 | Cataluña cambia de ciclo

Chacón: "Hemos perdido las elecciones, pero no estamos derrotados"

Los socialistas admiten que esperaban ganar por la mínima y no un fracaso así

La misma dirección del PSC que en 2008 tocó el cielo e hizo a José Luis Rodríguez Zapatero presidente del Gobierno -como recordó mil veces en campaña Carme Chacón- mordió ayer el polvo de la derrota más contundente en unas elecciones generales desde que hay democracia, al obtener 14 diputados. Con José Montilla al frente; con el director de campaña, José Zaragoza, y con varios cuadros del partido, la ministra de Defensa en funciones y número uno por Barcelona compareció anoche en la calle de Nicaragua para afrontar su peor trago desde que está en política.

Lo hizo a los pocos minutos de que acabara de hablar Alfredo Pérez Rubalcaba, al que empezó agradeciendo su "esfuerzo y entrega". La escuchaba un auditorio compuesto prácticamente por diputados autonómicos o electos y, sobre todo, muchos cargos públicos hasta hace apenas unos meses. Ni rastro de aquella militancia enardecida que coreaba "visca, visca, Catalunya socialista!" en las noches de gloria electoral, convertidas en funerales, primero las autonómicas, después las municipales y ahora las generales.

"Nos sobrepondremos y sabremos comparecer en las citas con el futuro"

"Los socialistas hemos perdido las elecciones en España y en Cataluña, pero no estamos derrotados. Solo está derrotado el que se rinde y nosotros no nos rendimos", dijo Chacón, la misma cabeza de lista que en 2004 logró 16 diputados por Barcelona, que ayer quedaron reducidos a 10. Su intervención se cerró con un mensaje de optimismo en medio de una emoción contenida. "Nos sobrepondremos y sabremos comparecer en las citas con el futuro", dijo Chacón, sin dar ni una pista sobre su hoja de ruta para liderar a los socialistas catalanes y españoles. Tampoco se pronunció sobre la necesidad de que el PSOE convoque un congreso como había hecho unos minutos antes Rubalcaba ni sobre la conveniencia de que el congreso del PSC reflexione sobre lo ocurrido ayer.

Los dirigentes del PSC admitían anoche sin reparos la sorpresa que les ha causado el resultado electoral, porque ni la más desfavorable de las encuestas lo había pronosticado. Esperaban ganar las elecciones, con CiU pisándoles los talones, pero vencedores al fin al cabo, como había sucedido en Cataluña en unas elecciones generales desde que hay democracia.

"Esperábamos ganar por poco, con 15 diputados. Dieciséis ya hubiera sido un gran resultado, pero siempre como primera fuerza", explicaba un destacado cargo del PSC. Los socialistas confiaban en un mejor resultado del PP en Cataluña, lo que hubiera arañado miles de votos y dos o tres diputados a CiU, con lo que el beneficiado de ese trasvase de papeletas habría acabado siendo el PSC. Pero nada de eso ocurrió ayer y las palabras de Chacón recordando que los socialistas habían ganado votos respeto a las autonómicas y las municipales sonaron más a consuelo que a otra cosa

El PSC deberá ahora afrontar un proceso de renovación en un momento en que ha sido desalojado del poder en las principales instituciones de Cataluña que ocupaban hace un año (Generalitat, Ayuntamiento y Diputación de Barcelona, y diversas alcaldías de importantes ciudades) y ahora estará en la oposición en el Congreso con un PP con mayoría absoluta.

La ejecutiva del PSC se reúne esta tarde para analizar formalmente los resultados electorales. Por la mañana lo hará la del PSOE, de la que forman parte Carme Chacón y Miquel Iceta, que asistirán a ese encuentro y trasladarán luego las reflexiones a sus compañeros del PSC.

Por lo demás, ni siquiera después de la derrota electoral varió Chacón su discurso y volvió a reivindicar las conquistas en el sistema sanitario y en la educación en España, así como el "compromiso cívico" de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. Nuevamente se olvidó de hacer alguna mención, ni siquiera de pasada, a los presidentes de la Generalitat socialistas, Pasqual Maragall y José Montilla, que estaba a su lado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de noviembre de 2011