Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2011 | Cataluña cambia de ciclo

También en el Senado

CiU también goleó en el Senado y se hizo con nueve escaños que le dan en la Cámara alta la representación hegemónica de Cataluña. A ellos hay que sumar los cuatro en representación del Parlament. La coalición ganó con comodidad en Girona y Lleida tres senadores en cada provincia, y solo perdió frente a la nueva Entesa del PSC e ICV en Barcelona. En Tarragona, CiU y la Entesa empataron a dos senadores.

El derrumbe de los socialistas y la ruptura de la Entesa Catalana de Progrés tras la marcha de ERC han acabado con la mayoría que tenía la izquierda catalana. Se queda con siete senadores electos, más los tres que tiene por el Parlament.Esquerra Republicana de Cataluña queda también como la gran derrotada de las elecciones a la Cámara alta tras no conseguir ningún senador pese a apostar por Moisés Broggi, de 103 años, como gancho electoral. Logró el 7,1% de apoyo.

MÁS INFORMACIÓN

Las elecciones de ayer acaban con la exitosa unión de las fuerzas de izquierda catalanas, que aunque no siempre unida a la hora de defender sus opciones en el Senado, se había demostrado como imbatible en las urnas, con sendas victorias (y 12 senadores) en las elecciones de 2004 y 2008.

Solo en Barcelona ha logrado sumar la nueva Entesa -rebautizada como Entesa pel Progrés de Catalunya y formada por el PSC e ICV-EUiA- la victoria, que le da tres senadores. La más votada fue Mònica Almiñana (31,8%), seguida del ecosocialista Jordi Guillot (30,4%) y Carles Martí (29,5%). La otra senadora que representará a Barcelona será Montserrat Candini, de CiU, que obtuvo el 25,2% de los sufragios.

En Girona los tres senadores más votados fueron los de CiU: Joan Bagué (37,4%), Pere Maluquer (35,4%) y Maria Rieradevall (33,8%), mientras que el cuarto escaño será para el socialista Rafel Bruguera.

En Lleida también fueron los candidatos de CiU los que obtuvieron más apoyo en las urnas. Ramon Alturo tuvo el apoyo del 38,6% de los electores, Manel Plana del 37,3% y Maite Rivero del 35,6%. El senador restante fue para la Entesa: el socialista Francesc Boya, exsíndico de Val d'Aran.

CiU y Entesa se repartieron los cuatro senadores que representarán en la Cámara alta la provincia de Tarragona. El más votado fue el nacionalista Ferran Bel (29,6%), seguido del compañero de coalición Jordi Sendra (28,3%). Entesa logró sendas actas para los socialistas Joan Sabaté (28,1% de apoyo) y María Jesús Sequera (26,9%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de noviembre de 2011