Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los beneficios del Ibex caen un 50% en el tercer trimestre del año

El negocio doméstico es el mayor lastre para las cuentas empresariales

El empeoramiento de las condiciones económicas cala en las cuentas de las compañías. Las principales empresas españolas, incluidas en el Ibex 35, ganaron entre julio y septiembre pasado 6.567 millones de euros, cantidad que supone la mitad de los beneficios obtenidos en el mismo periodo del año anterior. Este frenazo de los resultados, que coincide con el agravamiento de la crisis de deuda en la zona euro y la aparición de algunos síntomas de alarma en el crecimiento económico mundial, supone un lastre para las ganancias acumuladas por estas sociedades en 2011. En concreto, en los nueve primeros meses del año el beneficio de los grupos del Ibex fue de 27.024 millones, cifra que representa una caída del 22,3% frente a 2010.

Las ganancias en nueve meses son de 27.024 millones, un 22,3% menos

Los expertos avisan de que el cuarto trimestre del año será complicado

Telefónica ha jugado un papel importante en el retroceso de los resultados. La operadora registró en el tercer trimestre de 2011 sus primeras pérdidas trimestrales (429 millones de euros) desde 2002 debido a la provisión para hacer frente al expediente de regulación de empleo. A este impacto extraordinario negativo hay que añadir, para explicar la comparación interanual, que en el mismo periodo del año anterior la compañía registró un trimestre récord en cuanto a beneficios gracias a un efecto contable tras la adquisición de la brasileña Vivo.

El año para las cuentas empresariales está yendo claramente de más a menos. En el tercer trimestre del ejercicio hasta en 17 sociedades los beneficios fueron peores que en el mismo periodo de 2011. El sector financiero continúa su particular vía crucis, pero en los últimos meses aquellos negocios más cíclicos (siderurgia o construcción) también sufren una mayor presión como consecuencia de la desaceleración económica en las principales economías desarrolladas. Empresas como Acerinox o Gamesa han estado cerca de seguir los pasos de Telefónica y cerrar el trimestre en números rojos.

La mejora de las ventas no ha bastado para evitar la caída de los beneficios. En el acumulado de los tres primeros trimestres de 2011 la facturación conjunta de las empresas no financieras del Ibex 35 fue de 275.132 millones, un 8,8% más que en el mismo periodo de 2010.

"Queda poco margen desde el punto de vista del ahorro de costes para sostener los márgenes. La mayoría de las empresas han aplicado duros ajustes. En un escenario casi de recesión en Europa los resultados de muchas compañías en el cuarto trimestre serán muy débiles e incluso algunas podrían entrar en pérdidas. Este escenario se tendrá que notar en la política de dividendos con recortes, sobre todo en los bancos", opina Alberto Roldán, responsable de análisis de Inverseguros.

Banco Santander ha superado a Telefónica como la compañía que más gana. De enero a septiembre la entidad se apuntó un beneficio de 5.303 millones. El segundo puesto es para el BBVA, con unas ganancias de 3.143 millones y el tercer lugar queda para la operadora con 2.733 millones. En el capítulo de facturación, el liderazgo es para ArcelorMitttal con una cifra de negocio de 71.524 millones de dólares (52.552 millones de euros al cambio actual).

El negocio doméstico sigue siendo el talón de Aquiles de la mayoría de las empresas y por eso las compañías sin actividad internacional están capeando peor la crisis que aquellas con un perfil más multinacional. En el caso del Banco Santander, su red en España ha visto cómo el beneficio hasta septiembre caía un 10,1%. La actividad local del BBVA, por su parte, reportaba al beneficio consolidado 1.162 millones, un 38% menos. Por su parte, los ingresos locales de Telefónica en los nueve primeros meses de 2011, retrocedieron un 7%. Un ejemplo significativo de la debilidad del mercado español es que FCC, por primera vez en su historia, ya factura más fuera que dentro de nuestro país.

"La diversificación internacional sigue siendo la vía de escape para muchas empresas. La duda será cuánto tiempo aguantará este sostén, sobre todo en el caso de aquellas empresas más expuestas a Europa", indica Victoria Torres, directora de análisis de Self Bank.

El empeoramiento de los beneficios ha llevado a los analistas a rebajar en un 12% las previsiones de beneficio en 2011 que tenían para los grupos del Ibex a principios de año y en un 16% las proyecciones para 2012. "Si las empresas pueden repetir beneficios el año que viene ya sería un buen resultado. La economía española está cerca de la recesión. El nuevo Gobierno que salga de las urnas mantendrá el recorte del gasto y eso deberá notarse por algún lado. Además, desde el punto de vista del negocio internacional la mayor parte de las economías empiezan a sufrir un cierto desgaste", según Gonzalo Lardiés, gestor de BPA Global Funds.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de noviembre de 2011