Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Pleno de Parla rechaza los despidos de empleados municipales

MadridLos grupos del PP, de IU y de UPyD en el Ayuntamiento de Parla han votado a favor de readmitir a los 66 empleados municipales que el gobierno municipal liderado por el alcalde socialista, José María Fraile, aprobó despedir el pasado 20 de octubre.

La moción, presentada por la coalición de izquierdas, ha obtenido 16 votos a favor (11 del PP, cuatro de IU, uno de UPyD) y 11 votos del PSOE en contra. Aunque la concejal socialista de Empleo, Beatriz Arceredillo había expresado su desacuerdo con el alcalde, finalmente siguió la disciplina de partido. La propuesta de IU implica el rechazo mayoritario de los despidos pero no conlleva la revocación de los mismos, ya que el recorte de funcionarios no pasa por el Pleno municipal.

Los despidos motivaron la ruptura del pacto de gobierno entre los socialistas e IU en la localidad parleña que se ha materializado en el Pleno de hoy. El Consejo Político de Izquierda Unida aprobó el pasado 27 de octubre por unanimidad salir del equipo de gobierno y dejar a los socialistas con un gobierno en minoría, empatado a diputados con el PP. Fraile sigue siendo alcalde de todos modos por ser el más votado en las últimas elecciones municipales del 22-M, aunque solo aventajó en 22 votos al candidato del PP.

El alcalde del municipio planteó los despidos a finales de septiembre por la crisis que sufre el Ayuntamiento y que supera al menos los cien millones de euros. Un juez acaba de embargar el patrimonio del Ayuntamiento por una deuda de cuatro millones de euros de época en la que era alcalde Tomás Gómez, a lo que se suma la deuda de 80 millones contraída con la anterior empresa de limpieza y los 20 millones que debe del tranvía. El regidor de Parla habló de "ejercicio de responsabilidad" para justificar la medida que en la práctica suponía prescindir de 110 trabajadores a fecha de 31 de diciembre y ahorrar cuatro millones de euros -el 12% del presupuesto para salarios-.

Los recortes, sobre una plantilla total de 730 trabajadores, se desglosan en 66 funcionarios que serán despedidos en un ERE o prejubilados y otros 44 son servicios que se externalizan o contratos subvencionados que no se van a renovarse. Con todo, los 66 funcionarios despedidos son 124 menos que los 190 anunciados inicialmente.

De los 66 acordados, 58 son despidos estrictamente, mientras que los ocho restantes corresponden a jubilaciones que se han venido produciendo desde julio y que se prolongarán hasta el próximo mes de diciembre. Con este recorte de la plantilla el Ayuntamiento estima obtener un ahorro de 3,6 millones de euros, el 12% del presupuesto para salarios municipales.

El recorte, sin embargo, afecta en total a 110 trabajadores, ya que a los 66 citados anteriormente se suman otros 44 contratos subvencionados que no se van a renovar así como los de servicios que se van a externalizar. El alcalde de Parla llevaba a cabo así el ERE que planteó a finales de septiembre por la crisis que sufre el Ayuntamiento. El PSOE cifraba la deuda municipal en 50 millones, mientras que el PP la eleva a 200. Fraile se ha negado a cuantificarla hasta que termine la auditoría interna que ha encargado. El pasado octubre, un juez embargó el patrimonio del Ayuntamiento por una deuda de cuatro millones de euros de época en la que era alcalde Tomás Gómez, a lo que se suma la deuda de 80 millones contraída con la anterior empresa de limpieza y los 20 millones que debe del tranvía.

Parla no es el único municipio madrileño que afronta recortes de personal. El alcalde de Collado Villalba, Agustín Juárez, declaraba a finales de octubre que consideraba un "lujo" tener 600 empleados municipales y que el presupuesto de 2012 llevará consigo amortizaciones de personal interino o laboral. El alcalde de Leganés, Jesús Gómez, también declaró recientemente que su plantilla también se encuentra "sobredimensionada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de noviembre de 2011