Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Recoder crea un sello de calidad para vender viviendas a extranjeros

En un intento de contribuir a despachar la enorme bolsa de viviendas nuevas que no se venden, la Generalitat, a través del Departamento de Territorio y Sostenibilidad, creará un sello de "calidad de producto inmobiliario residencial" pensado para dar confianza y "seguridad jurídica" a los compradores extranjeros. Lo anunció ayer el consejero Lluís Recoder en el Parlament en respuesta a una pregunta sobre la gran cantidad de promociones nuevas que no se venden.

Recoder admitió que hay entre 75.000 y 100.000 pisos nuevos vacíos, de los que "aproximadamente un tercio son de segunda residencia". Es un producto que "difícilmente podrá absorber el mercado interno", reconoció. De ahí que la Generalitat haya puesto el ojo en posibles compradores extranjeros y se disponga a darles "seguridad jurídica, garantías". "Como consumidores nos piden garantías respecto a la legalidad general y específicamente a la legalidad urbanística y de la normativa de calidad", argumentó el consejero y aludió a distintivos de calidad que ya existen en sectores como el de medio ambiente y el agroalimentario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de noviembre de 2011