Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nicasio Moreno une flamenco y violonchelo

Nicasio Moreno (Algeciras, 1957), conocido como El Pintor de Sonidos, ha dedicado gran parte de su vida a investigar las posibilidades abiertas a la guitarra y el violonchelo. Lo ha hecho para ampliar el campo del flamenco. Ha descubierto afinaciones y las ha aplicado al arte jondo. Moreno ha plasmado toda esta labor en el disco Una meta en el camino. Afinaciones flamencas.

"Afino la guitarra en distintos tonos. Esto lo comparo con el fondo de un cuadro. Y a partir de tener el fondo del lienzo pinto el cuadro. El fondo del lienzo sería la afinación. A partir de tener esa afinación empieza la composición", explica Moreno. "Toco la guitarra, el violonchelo, el bajo... Todos estos instrumentos me aportan una riqueza increíble y me dan mucha cobertura para poner en pie los trabajos", agrega el compositor, que ha transitado por diversos ámbitos musicales. "Desde muy joven empecé con muchos tipos de música. He pasado por el jazz, el rock, el funky... Incluso por el teatro musical. Pero al final me iba encontrando con el flamenco. Había gente que decía que estaba loco perdido porque hacer flamenco con un violonchelo era algo que no se veía", relata Moreno. Desde 1998 Moreno ha actuado con su violonchelo en EE UU, Turquía, China, Francia, Italia, Rusia, Holanda, Alemania...

Colaboración de artistas

La producción y dirección del disco ha corrido a cargo de María Jesús Barragán, compañera de Moreno. El álbum ha contado con la colaboración al cante de artistas como Remedios Amaya, Tomás de Perrate, Los Makarines, Joaquina y Carmen Amaya (Las Peligro), Ramón Kilate y Antonio Caña (Maita Vende Cá), entre otros. Y han aportado su saber con guitarras, bajos, violonchelos y baterías músicos como José Fernández, Andrés Marín, Pepe Bao, Pablo Zapata y Fernando Lamadrid, entre otros.

Bulerías, malagueñas, tangos, alegrías, fandangos y farrucas se desarrollan a través de 15 temas culminados por un solo de violonchelo con música de Moreno. "En el disco prácticamente no hay repeticiones de acordes desde que empieza hasta que acaba. Cada cosa tiene una atmósfera. Me han dicho que un disco se suele enfocar hacia dos temas en concreto para que tengan una promoción. En cambio, eso no se contempla en este disco. Se ha apostado por todos los temas", afirma Moreno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de octubre de 2011