Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MOULDI LAHMAR | Universidad de Túnez

"La sociedad es capaz de defenderse del absolutismo"

Mouldi Lahmar es profesor de sociología política de la Universidad de Túnez.

Pregunta. ¿Va a ganar hoy los islamistas de En Nahda ?

Respuesta. Un 35% de electores no sabía, cuando se hizo el último sondeo, por quién iba a votar. Dicho esto En Nahda es dinámico, pero los sondeos muestran que no es muy querido entre jóvenes y mujeres. Creo que En Nahda se colocará el primero, como vaticinan los sondeos, pero sus rivales serán mayoritarios mediante alianzas aunque no hay que descartar que algún partido de centro o de izquierdas se alíe con los islamistas para formar gobierno.

P. ¿Por qué el país menos confesional de África del Norte va a acabar pariendo una mayoría relativa islamista?

R. Si es así será el juego democrático. ¿No ? Pero tenemos también ahora una sociedad civil capaz de defenderse del absolutismo, de cualquier intento de mezclar creencias religiosas y políticas.

P. ¿Es preocupante que En Nahda logre formar gobierno tras las elecciones?

R. Es posible que lo consiga. Si llega democráticamente al poder, si no considera al Estado como un instrumento político para imponer su visión religiosa del mundo, tiene todo el derecho a formar gobierno y nadie debe rasgarse las vestiduras.

P. ¿Posee En Nahda un doble lenguaje, apaciguador hacia el exterior y más radical de puertas para dentro?

R. Si lo tiene. Primero hay como un desajuste entre sus dirigentes y su base electoral que les confunde incluso con partidos mucho más conservadores como Ettahrir que no ha sido legalizado. Además sus ideólogos no logran deshacerse de una interpretación conservadora de los preceptos religiosos. Sigue convencidos de que la sociedad tunecina no está dispuesta a acatar esos preceptos. El futuro Estado tunecino debe, según ellos, ayudar a esa sociedad a regresar al islam auténtico, al islam de En Nahda.

P. ¿Con qué modelo de Estado sueña En Nahda?

R. En Nahda no ha desarrollado un concepto preciso de Estado porque el islam nunca lo hizo. El modelo iraní no atrae a los sunitas tunecinos porque aquí no hay mulás ni los podemos fabricar. El modelo turco sí atrae, pero como sus ideólogos del partido no han logrado deshacerse de su conservadurismo y persisten en su confusión entre el ámbito político y el religioso. Pero eso no pueden copiar a Turquía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de octubre de 2011