La primera marcha nacional contra los recortes educativos inunda Madrid

Docentes, padres y alumnos dan "un toque de atención" al futuro Gobierno

Los manifestantes llegaron en más de 200 autobuses desde distintas provincias de España. Miles de personas marcharon ayer a mediodía durante dos horas por el centro de la capital Contra los recortes, en defensa de la educación pública. Fue la "gran marcha" por Madrid, la primera manifestación estatal del curso. Con pancartas y camisetas verdes, los participantes caminaron a ritmo de charangas y silbatos para "dar un toque de atención" al Gobierno que salga de las urnas el 20 de noviembre y rebelarse contra las reducciones de presupuesto y plantillas del Gobierno central y las Administraciones autonómicas.

¿Que la educación es cara? Prueba con la ignorancia, señalaba una de las pancartas del recorrido. Cinco comunidades autónomas (Madrid, Cataluña, Castilla-La Mancha, Galicia y Navarra) han reducido las plantillas de interinos, que han quedado mermadas en unas 12.000 docentes, según estimaciones sindicales. El gasto público para educación ha caído por primera vez en 30 años, con un presupuesto global de 52.254,9 millones (489 menos), según las cifras provisionales del Ministerio de Educación.

'Si cerráis escuelas, abriréis cárceles', señalaba una de las pancartas
Sindicalistas de Grecia, Portugal e Irlanda apoyaron la protesta nacional
Más información
Los profesores navarros hacen su propia manifestación

La manifestación partió de la estación de Atocha con gritos pidiendo la dimisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. La región ha vivido seis huelgas desde el 7 de septiembre contra la ampliación de jornada lectiva de Secundaria y el recorte de interinos (entre un millar y 3.000, según distintas estimaciones). Hubo quejas para otros políticos. "Rajoy el que no se agache" o "Zapatero el que no se dé la vuelta", coreaban los manifestantes. Yo también tengo Dolores (de Cospedal), señalaba otra pancarta contra los recortes en Castilla-La Mancha, que ha perdido 800 interinos, un 6% de la plantilla.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Aguirre y Cospedal, respectivamente, se disputaron a partes iguales ser la diana de las críticas de la jornada. Con peinetas con forma de molinos de viento coronados por unas tijeras de cartón, los manchegos se desplazaron en masa a la capital. "La escuela pública está funcionando como una empresa de la peor calaña", explicó Miguel Giner, profesor de un instituto de Valmojado (Toledo).

Noel Doplazo, universitario de 19 años, se subió a un autobús el viernes a medianoche en Santiago de Compostela, con la intención de volver a bajarse 24 horas después en el mismo sitio. No importa que ya no esté en el instituto, dijo, o que no tenga intención de ser profesor. Doplazo quiso participar en la movilización para reivindicar que la escuela pública siga funcionando cuando estudien sus futuros hijos.

Otros participantes viajaron a la capital para evitar recortes futuros. "Madrid es el banco de pruebas; no queremos que nos pase lo mismo en Castilla y León", reflexiona Luis Jiménez. El profesor de Secundaria, que llegó desde Ávila, se colocó junto a una pancarta modesta con un lema contundente: Si cerráis escuelas, abriréis prisiones. "Nuestra comunidad no tiene más alternativa que la educación, allí no hay industria ni turismo, necesitamos una escuela pública de calidad".

El secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, advirtió de que los recortes "pueden provocar un serio retroceso". Toxo encabezó la marcha con el responsable de UGT, Cándido Méndez, que denunció que algunas Administraciones "tratan de reducir el espacio de lo público en beneficio de lo privado". La manifestación -con más de 70.000 participantes, según los organizadores- tuvo el respaldo de portavoces de las centrales sindicales educativas de Portugal, Grecia, Irlanda o Reino Unido y de la Internacional de Educación, que aglutina a 147 sindicatos de la enseñanza y 30 millones de afiliados. "Los recortes no son exclusivos de España, se extienden por otros muchos puntos", advirtió su presidenta, Susan Hopgood. "Si triunfan, pondrán en riesgo a toda una generación de jóvenes sin medios ni recursos para estudiar"

La cabecera fue recibida por una orquesta de profesores de escuelas de música madrileñas en el escenario con la canción Respect, de Aretha Franklin. La actriz Pastora Vega leyó el manifiesto de la organización: "Los Gobiernos están haciendo pagar a la enseñanza una crisis de la que no es responsable", dijo. "Si hay alguna herencia que podamos ofrecer es la educación". Como empieza a ser tradicional en todas las manifestaciones de Madrid tras las movilizaciones del 15-M, la multitud acabó en la Puerta del Sol, que no era el final del recorrido previsto.

Familias de distintos puntos de España se desplazaron ayer a la capital para participar en la manifestación por la escuela pública.
Familias de distintos puntos de España se desplazaron ayer a la capital para participar en la manifestación por la escuela pública.CLAUDIO ÁLVAREZ
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS