Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Puntualización de Agustín Almodóvar

Tibieza es un sentimiento que el cine de mi hermano Pedro nunca ha provocado a lo largo de sus 18 películas. Para bien y para mal, siempre ha sido un autor polémico y controvertido. Para valorar la reacción a nuestra última película, La piel que habito, en el Festival de Nueva York y después en su estreno comercial en salas comerciales, el periódico no puede lanzarse sobre las primeras críticas que aparecen, so pena de resultar parcial y escasamente informativo.

Como hermano de Pedro y productor de la película he sido testigo muy cercano de los cinco días vividos en Manhattan con motivo de su presentación. Una rueda de prensa multitudinaria, más cálida de lo habitual, una estruendosa y larga ovación en el Lincoln Center (2.000 butacas) después del estreno de gala de la película. He visto colas interminables de gente que llevaba tres horas esperando bajo la lluvia para ver a Pedro en un coloquio con Richard Peña, director del festival. En el cine Sunshine Landmark, una sala repleta de público que había pagado su entrada recibió de pie y aplaudiendo a Pedro, después de haber visto la película.

Y ahora algunos datos. Variety, la revista de referencia de la industria cinematográfica americana, en su crónica del domingo pasado sobre la taquilla del fin de semana, publicaba la noticia de que el arranque de La piel que habito había sido el mejor de todos nuestros estrenos hasta el momento. Antes del título utilizaba el adjetivo "the well reviewed", intraducible al español, que significa que la película había recibido mayoritariamente buenas críticas; también establecía que el porcentaje por copia había sido el más alto de toda la cartelera neoyorquina. La popular web cinematográfica Rotten Tomatoes cuantifica en un 80% las críticas positivas de la película, y evalúa en un 82% el índice de satisfacción del público. En vista de todos estos datos, ojalá todas las películas que le produzca a mi hermano tengan una acogida tan "tibia" como La piel que habito.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de octubre de 2011