Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:El agravamiento de la crisis

Carta abierta a los líderes de la eurozona

La crisis del euro necesita una solución ahora. Las medidas actuales son demasiado escasas, llegan demasiado tarde y están causando el desorden financiero global. El euro está lejos de ser perfecto, como esta crisis ha puesto de manifiesto. Pero debemos responder arreglando sus desperfectos en lugar de dejar que socave y quizá destruya el sistema financiero mundial.

Nosotros, europeos preocupados, hacemos un llamamiento a los Gobiernos de la zona euro sobre la necesidad de llegar a un acuerdo legalmente vinculante que debería 1) establecer un Tesoro común que pueda captar fondos para la zona euro en su conjunto y asegurar que los Estados miembros se adhieren a la disciplina fiscal; 2) reforzar la supervisión común, la regulación y los sistemas de garantía de los depósitos en la zona euro, y 3) desarrollar una estrategia que conduzca al crecimiento y a la convergencia económica, porque el problema de la deuda no se puede resolver sin crecimiento.

Mientras se negocia y ratifica ese acuerdo legalmente vinculante, los Gobiernos de la zona euro deben proporcionar al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF) y al Banco Central Europeo (BCE) la capacidad de cooperar para mantener la crisis bajo control. Estas instituciones podrían garantizar y, finalmente, recapitalizar el sistema bancario y permitir a los países refinanciar su deuda, dentro de los límites acordados, prácticamente sin coste por la emisión de bonos que podrían ser aceptados por el BCE.

Hacemos un llamamiento a los Parlamentos de los países de la eurozona para que reconozcan que el euro necesita una solución europea. La búsqueda de soluciones a escala nacional solo puede conducir a la desintegración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de octubre de 2011