Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Liceo no recorta en calidad

El coliseo lírico barcelonés abre con una gran interpretación de fragmentos de 'Fausto' de Gounod la temporada del 'tijeretazo' presupuestario

Recortes de ópera para una temporada de ópera de recortes. Pero, pese al tijeretazo de las Administraciones en las subvenciones, el Teatro del Liceo de Barcelona no ha recortado en calidad. Así lo demostró anoche en la inauguración de la temporada lírica, en la que sirvió al público un festival de los mejores fragmentos -las arias, dúos y coros más célebres y logrados- de Fausto, de Gounod, título que llevaba 23 años sin subir al escenario de coliseo lírico barcelonés.

Fue un menú al que le faltó una parte primordial del género operístico, la representación teatral, pero que tuvo una brillante interpretación musical de un inmejorable reparto encabezado por el tenor polaco Piotr Beczala, la soprano búlgara Krassimira Stoyanova y el barítono uruguayo Erwin Schrott, espléndidamente secundados por el barítono francés Ludovic Tézier, la soprano francesa Karine Deshayes bajo la batuta de Pierre Vallet al frente de la Orquesta y Coro del Liceo.

Aunque el formato en concierto deslució lo que se espera de una velada inaugural, y también restó público a un aforo que no se llenó, hay que reconocer que no hubo espectador que anoche saliera del Liceo disgustado porque no le gustara lo que allí escuchó. Es más, algunos incluso agradecieron que ya que la ópera se ofrecía en versión de concierto les ahorraran los pasajes menos lucidos de esta larga obra.

El Liceo ha visto cómo en los dos últimos años su presupuesto ha caído 10 millones de euros. A finales del año pasado y principios de este la Administraciones rebajaron sus subvenciones al teatro cuando ya estaba programada la temporada. Para tratar de no cerrar el curso con déficit, la dirección empezó a realizar ajustes de programación para ahorrar parte de los algo más de 1,5 millones de euros de desfase presupuestario. Por ahora, estos se han llevado, por delante dos recitales y un espectáculo familiar del Petit Liceu y han convertido la inauguración en un concierto de fragmentos de Fausto, entre ellos, cómo no, la célebre "aria de las joyas", Il était un roi de Thulé, popularizada por la ficticia soprano Bianca Castafiore, personaje de los libros de la serie de cómic Tintín.

En total, el Liceo ha programado ocho audiciones más de este concierto de momentos del Fausto que ha abierto una temporada que se prolongará hasta el 30 de julio de 2012 con la última de las funciones de la reposición del montaje Aida con decorados históricos de Josep Maria Mestres Cabanes. Entre medio, una mezcla de repertorio, con reposiciones de montajes del propio Liceo, y novedades, entre las que destacan el estreno, el próximo 19 de octubre, de la ópera del catalán Xavier Benguerel Jo, Dalí, sobre la relación del artista ampurdanés y su musa, Gala; la antiópera de Ligeti El gran macabro, en una producción firmada por La Fura dels Baus; Il barbero de buon core, de Vicent Martín i Soler, bajo la dirección musical de Jordi Savall; el doble programa con óperas de Alexander Zemlinsky Una tragedia florentina y El enano, y Pelléas y Mélisande, de Debussy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de octubre de 2011