Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ferrol deja sin comedor escolar a 40 niños que cumplían los requisitos

El gobierno del PP incluye entre los beneficiarios a los centros concertados

En plena espiral de recortes para eliminar "gastos superfluos", el gobierno popular de Ferrol ha dejado sin beca de comedor a 40 niños. 27 son alumnos de colegios públicos de Infantil y Primaria del municipio y los otros 13 acuden a centros concertados. Todos cumplen los requisitos para la beca que les costea el desayuno (2,50 euros) y la comida (5 euros) de lunes a viernes los días lectivos, pero el ejecutivo de José Manuel Rey Varela los ha colocado en una lista de espera improvisada que probablemente no se moverá en todo el curso. La razón es que no hay dinero para todos.

"Es la primera vez que ocurre esto", denuncia airada la edil nacionalista Mercedes Tobío, y apunta que "antes había beca para todos". Tanto es así, asegura, que en años anteriores ni siquiera se agotaba toda la partida presupuestada. También es la primera vez que el gobierno ferrolano incluye en el reparto de las becas de comedor a los alumnos de la enseñanza privada.

Las peticiones casi se duplicaron este curso respecto a las del año pasado

El ejecutivo local acusa a la oposición de practicar el "alarmismo"

Este curso, con la crisis en plena efervescencia y el paro azotando una comarca históricamente castigada por el desempleo, se ha disparado el número de padres que recurren al municipio para que les costee la alimentación de sus hijos en horario escolar. El negociado de Servicios Sociales contabilizó casi el doble de solicitudes y para el doble de alumnos. Si en 2010 se formularon 165 peticiones para 265 niños, este año se registraron 296 para 481 menores. Solo se concedieron becas a 272 niños de 3 a 12 años. El 69% son alumnos de centros públicos (188) y los otros 84 van a colegios privados. En este reparto, algo menos de la mitad de los alumnos que solicitaron la beca de comedor para este curso se quedaron sin ella. Se denegaron 164 solicitudes porque faltaba documentación, no estaban empadronados o la renta familiar excedía el límite fijado y los 40 restantes pasaron a la incierta lista de espera.

El "descarte" de 40 escolares sin otro argumento que las estrecheces económicas ha indignado a la oposición local. Ayer en la comisión semanal de Bienestar, tanto el PSOE como el BNG le exigieron a la edil popular Rosa Beceiro explicaciones por un reparto que deja fuera de juego a decenas de familias "que también cumplían con los requisitos exigidos".

Tobío, que además de concejal del BNG es madre y miembro del ANPA del CEIP Manuel Masdías de Caranza, asegura que esta decisión está derivando en un "auténtico drama social" para padres y madres desorientados "con dos y tres hijos" que tienen problemas de alimentación o con los que no saben qué harán a la hora de comer. Cuenta que en el colegio de Caranza, al menos 10 alumnos se han quedado sin beca y varios padres se han quejado a los coordinadores porque tienen que elegir si gastan la beca en el desayuno o en la comida.

"Nos venden que van a blindar el gasto social pero lo que vemos es otra cosa", denuncia Tobío, que menciona un "reajuste" económico reciente del equipo de Rey Varela que acabó por "desviar" 70.000 euros de ayuda a la escolarización a otros fines. El grupo municipal del BNG ha reclamado por escrito una copia de todos los expedientes tramitados para la adjudicación de las becas y piden la convocatoria urgente del Consello Escolar para ventilar la problemática.

El gobierno ferrolano acusa a la oposición de "alarmismo innecesario" y garantiza que las familias con más dificultades "quedarán cubiertos por los fondos de emergencia social". Para contrarrestar las críticas por la controvertida lista de espera, desde el área de Benestar replican que han entregado 67 becas más que en 2010 reforzando la partida de comedores escolares con 80.000 euros para el primer trimestre del curso. La concejal Rosa Beceiro asegura que excluir a los centros concertados del reparto supondría privar de la beca a 84 escolares que cumplen con los requisitos y subraya que la subvención "es para el alumno, no para el centro".

En A Coruña, fue la portavoz socialista Mar Barcón quien dio la voz de alarma al posible tijeretazo a los comedores escolares que desmiente el gobierno popular de Carlos Negreira. El ayuntamiento asegura que ha entregado becas a 558 escolares de colegios públicos y privados con servicio de comedor, 115 más que en 2010 después de estudiar 804 solicitudes. Presume de haber suprimido la lista de espera que el curso pasado dejó en el limbo a 38 familias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de octubre de 2011