Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Mercados

Iberia lanzará en seis meses una aerolínea más barata para los vuelos de corto radio

La nueva compañía creará 500 empleos el primer año, según Sánchez-Lozano

El consejo de administración de IAG (la compañía resultante de la fusión de Iberia y British Airways) ratificó ayer la creación de una nueva aerolínea que autorizó el martes el consejo de la aerolínea española. La decisión abre una guerra con el sindicato de pilotos Sepla, que anuncia acciones legales al entender que contraviene el convenio colectivo, lo que Iberia niega.

La nueva filial de Iberia (con Iberia Express como nombre provisional, según explicó anoche el consejero delegado Rafael Sánchez-Lozano) tendrá tarifas más baratas y una operación más eficiente, pero manteniendo la estructura de red y una clase business, lo que la diferencia de las compañías clásicas de bajo coste. La aerolínea, con base en Madrid, operará vuelos nacionales y europeos para alimentar el negocio más rentable de Iberia, los viajes transatlánticos, y nacerá en abril con cuatro aviones Airbus 320 de la actual flota de Iberia para terminar 2012 con 13 aviones. Sánchez Lozano no aclaró si se llegará a los 37 aviones que se habían barajado y dijo que dependerá de "cómo evolucione el mercado".

El consejero delegado aseguró que esto no supone pérdidas de puestos de trabajo en Iberia, sino la creación de unos 500 empleos "a costes de mercado" el primer año. Sánchez-Lozano explicó que inicialmente el mantenimiento de los aviones y el handling (asistencia en tierra) los hará la propia Iberia porque así lo establecen los convenios colectivos, pero "habrá que negociar" qué sucede cuando caduquen esos acuerdos el 31 de diciembre de 2012. Asimismo, el primer ejecutivo de la compañía asegura que seguirá la colaboración con su participada Vueling y su filial Air Nostrum como hasta ahora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de octubre de 2011