Atraco de película a una joyería

Los tres asaltantes vestían de negro, llevaban guantes, pasamontañas, chaleco antibalas, escopetas recortadas, un subfusil y una granada de mano

Alicante vivió el sábado una escena propia de un rodaje cinematográfico, un tiroteo en la calle con más de 20 disparos que pudo haber terminado en una gran tragedia y que finalmente acabó con un atracador muerto y tres viandantes heridos, uno de ellos grave. Eran las ocho y media de la tarde en pleno centro de Alicante, la hora de más trasiego de gente en una zona de la ciudad muy comercial. Tres individuos de nacionalidad francesa entraron en la joyería Siglo XXI de la avenida Alfonso X El Sabio, cerca del Mercado Central, vestidos de negro, con guantes, pasamontañas y caretas, armados con escopetas de cañones recortados, un subfusil y hasta una granada de mano. Estaban dispuestos a cualquier cosa. Lo delataba que se habían protegido con chalecos antibalas.

La policía y los ladrones se cruzaron 20 disparos en pleno centro de Alicante
Un delincuente murió de un tiro en la sien; tres peatones resultaron heridos

Tras amenazar a los empleados de la joyería, cargaron con todas las joyas de los expositores que tuvieron tiempo de embolsar, pero no pudieron acceder a la caja fuerte gracias a que disponía de un mecanismo de retardo de apertura. No obstante, nada más entrar, la policía fue alertada del robo por un testigo. La llegada del primer coche patrulla fue recibido a tiros por los atracadores, que salían en ese momento con el botín.

"No dudaron ni un instante en utilizar las armas que portaban", señalan fuentes policiales. Milagrosamente, los agentes no recibieron ninguno de los casi 15 disparos que impactaron en su vehículo, pero al repeler la agresión, acertaron en la sien de uno de los atracadores, de 30 años, que murió en el acto mientras los otros dos se daban a la fuga. Uno de ellos fue reducido y detenido en las proximidades del tiroteo, pero otro logró huir, tras obligar al conductor de un vehículo y a su acompañante a que lo trasladaran hasta la localidad de Agost, situada a 15 kilómetros de Alicante.

El tiroteo produjo una gran alarma en la calle, atestada de transeúntes. "De repente, la gente corría, gritaba no sabía donde meterse". César narraba minutos después de la refriega cómo fue su encontronazo con los ladrones. "Yo me dirigí a la joyería para preguntarles dónde había una pizzería cerca. Nada más entrar vi a dos tipos con una careta, mientras uno chillaba a otro que se diera prisa que se iban". Fue una escena "horrorosa", farfulló. Como él, centenares de viandantes asistieron con pavor a una espectacular balacera. Dos balas impactaron en el costado de una mujer de 51 años y la muñeca de un joven de 23. Las esquirlas de los disparos -procedentes de los asaltantes, según la policía- salpicaron la espalda de un hombre de 63, que también sufrió una herida abierta en el dorso. Otras tres mujeres y un niño de 11 años tuvieron que ser atendidos por ansiedad.

Los investigadores localizaron rápidamente la vivienda del fugado, un chalé situado en la Cañada del Fenollar de Alicante, que fue rodeado con un dispositivo de vigilancia. De allí salió el atracador fugado con otro individuo, también francés, a las dos de la madrugada. Tras seguir sus pasos, la policía los detuvo en la localidad castellonense de La Pobla de Tornesa cuando, al parecer, iban camino de Francia. Los agentes lograron incluso recuperar todas las joyas robadas y se incautaron de varias armas de fuego y prendas como las que usaron en el atraco. La policía da por desarticulado este peligroso grupo organizado, que el sábado por la noche pudo haber convertido el atraco a una joyería en una matanza.

El atracador muerto, rodeado de policías.
El atracador muerto, rodeado de policías.MANUEL LORENZO (EFE)

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 03 de octubre de 2011.

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50